Fachada de la casona de El Comercio en 1925. Hoy alberga a la Hemeroteca y Archivo. Foto: Placa de vidrio/ Archivo Histórico El Comercio
Fachada de la casona de El Comercio en 1925. Hoy alberga a la Hemeroteca y Archivo. Foto: Placa de vidrio/ Archivo Histórico El Comercio
Juan José Garrido

Director periodístico de El Comercio

juan.garrido@comercio.com.pe

Queridos colegas,

Estos han sido días de profundo dolor para quienes formamos parte de Hemos tenido que dejar ir a excelentes profesionales, compañeros, amigos, muchos de los cuales tenían una larga trayectoria en el Diario. No se van por alguna falta o por rendimiento: la crisis estructural que vive nuestra industria, sumada a la crisis de liquidez financiera que enfrenta la empresa (causada por la pandemia del ), nos llevó a este irremediable escenario. Uno contra el cual hemos luchado hasta agotar todas las posibilidades.

Desde un inicio se tomaron medidas de contingencia para generar eficiencias y ahorros que permitieran proteger nuestra plana periodística. Redujimos a la mitad los gastos editoriales, diferimos el pago de bonos y momentáneamente el sueldo de quienes más ganan en el diario, y calzamos nuestras obligaciones con los flujos; lamentablemente, no fue suficiente. La caída en los ingresos por publicidad impresa, sumado a algunos problemas de circulación, precipitó esta dura realidad.

No es, por cierto, una situación extraña para nuestra industria: durante esta crisis sanitaria y económica han cerrado múltiples medios a nivel global, y casi todos han reestructurado sus redacciones. Ello no amilana, no obstante, el dolor que sentimos frente a las últimas decisiones tomadas. Sepan que los periodistas fueron y serán siempre la prioridad del diario. Hemos resistido con toda la fuerza, todo el tiempo posible, y por eso mismo duele no haber tenido otra salida. Y que esta se haya dado en un contexto donde no podemos vernos a los ojos, darnos un abrazo y compartir la pena cara a cara.

Duele, además, que hace apenas un mes hayamos cumplido 181 años sin la presencia física de todo nuestro equipo en la redacción. La efeméride no es una mera marca en el calendario. Es un llamado a reflexionar sobre quiénes somos y hacia dónde vamos.

MIRA: Cuáles son las 5 claves de la Transformación Digital de El Comercio

A lo largo de su historia, El Comercio ha vivido, sufrido y superado situaciones que también lo llevaron a límites insospechados. Clausuras, confiscaciones, pandemias, dictaduras, hasta el incendio de nuestra sede principal y el asesinato de un director y su esposa en 1935. Y siempre, frente a la adversidad, El Comercio ha logrado salir adelante con fortaleza y determinación. Hoy nos toca a nosotros emprender un nuevo reto, amparados –eso sí- en ese espíritu de lucha y esfuerzo que llevamos todos aquellos que trabajamos en esta casa editorial. Por el Diario y por la defensa del periodismo de calidad en el cual creemos y es la razón de ser de nuestra existencia, es que debemos levantarnos una vez más, decididos y enfocados en nuestro quehacer.

Por ello, hemos dispuesto una reorganización de los flujos de trabajo y de la estructura de la redacción con el fin de garantizar la producción de máxima calidad. Frente a esta crisis, muchos medios han tenido que acelerar cambios hacia modelos adaptados a la nueva realidad; nosotros, sin embargo, ya estamos encaminados al haber iniciado hace varios meses un proceso de transformación que nos ha permitido desarrollar con éxito una modernización de nuestra organización dirigido al modelo de suscripción digital, uno que va en constante ascenso. Las cifras así lo determinan. En el espacio de un año hemos pasado de las 250 notas de contenido calificado promedio por mes a más de 1.500 notas. Nuestro modelo de suscripción híbrido ha permitido comprobar la calidad de nuestras notas cerradas en la homepage al generar un aporte de 47% en la obtención de suscriptores de mayo (es decir, por cada nota cerrada estamos captando en promedio 4 suscriptores nuevos al mes). Esto ha significado un incremento en el flujo de lectores recurrentes y en las páginas vistas. Todo ello, además, se ha visto reflejado en el reconocimiento internacional de nuestro contenido (18 premios en el último año y medio), y –más importante aún- en un nuevo canal activo de suscripciones digitales, como han hecho otros medios líderes de la región y del mundo.

Siendo todo esto un motivo de orgullo, siempre existen espacios de mejora. Por ello, y para reforzar la calidad en la producción diaria, a las áreas de Contenidos, Estrategia Digital y Edición Impresa se suma ahora Fidelización y Proyectos, que tendrá como tarea supervisar el contenido que mejor conecta con los suscriptores y emprender nuevas iniciativas editoriales.

Asimismo, al aporte de los núcleos, se suman ahora zonas temáticas, que son equipos especializados en temas como Nacional, Economía y Deportes, que producirán notas informativas para El Comercio y para el resto de diarios del grupo, diferenciadas por supuesto de acuerdo al espíritu e interés de cada marca y sus lectores. La suma de Núcleos y Zonas permitirá que las distintas secciones de El Comercio se concentren en notas de alto valor diferencial, clave esencial dentro de nuestro nuevo modelo de trabajo y negocio. Temas propios, reportajes, análisis, crónicas, videos, newsletters, podcasts y material utilitario que serán de inmenso valor para nuestros lectores, suministrado en múltiples formatos y plataformas.

Todos los cambios cuestan. Los forzados, los que no teníamos en los planes, todavía más. En esta hora de pena, reitero mi profundo agradecimiento a todos ustedes por la enorme entrega que demuestran día a día. Y reitero también mi agradecimiento y reconocimiento a quienes hoy tienen que irse, y el compromiso de estar a la altura de lo que ellos, y quienes estuvieron antes que ellos, hicieron por El Comercio: consolidarlo día a día como el diario más importante del país.

Juan José Garrido

Director Periodístico de El Comercio

TAMBIÉN PUEDES LEER: