(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Nicolás Castillo Arévalo

Periodista de la sección de Economía y Día1

El ministro de Economía, , aseveró ayer a la Comisión de Presupuesto del Congreso que el Decreto de Urgencia (D.U.) 005, que establece medidas para reducir el gasto no crítico en las entidades del Ejecutivo, forma parte de un conjunto de acciones para reactivar la economía en el corto plazo.

Tuesta precisó que el D.U. permite ahorrar recursos por S/1.798 millones, a través de recortes y limitaciones en gastos que no afectan el funcionamiento de la administración pública.

Asimismo, indicó que se buscará conseguir otros S/700 millones en ahorros a través de una iniciativa legislativa que el Ejecutivo llevará al Congreso con el propósito de que las otras instituciones del Estado, fuera del Gobierno Central, se sumen a la austeridad.

Según Tuesta, estos casi S/2.500 millones serán reasignados a inversión pública, con el propósito de reactivar la en el corto plazo.

“Se está trabajando y va a salir en el muy corto plazo la reasignación de estos recursos. Se busca ayudar en el encendido de motores de la inversión pública”, comentó.

“Si uno suma todo este paquete, la cifra es equivalente a casi un punto del PBI, lo que va a ayudar a generar mayor inversión pública y va a mejorar las acciones de la inversión privada. Todo esto es en el corto plazo”, afirmó Tuesta.

Para el economista , director de Phase Consultores, la medida es positiva porque emite una señal de eficiencia en el gasto, pero podría perder efectividad, si los recursos que se reasignen a partir del ajuste son menores a lo previsto.

, economista jefe para el Perú del BBVA Research, destacó que la reasignación de gastos corrientes no críticos se oriente a impulsar la inversión pública, dado que esta tiene el mayor efecto multiplicador.

(Infografía: El Comercio)
(Infografía: El Comercio)

MÁS MEDIDAS
Tuesta también mencionó que el Ejecutivo trabaja en acciones para dinamizar la inversión privada.

En ese sentido, anunció la próxima creación del por un valor inicial de S/1.000 millones, que será usado para financiar a las medianas y pequeñas empresas.

También detalló que el MEF trabaja en la búsqueda de mecanismos para acelerar la ejecución de los megaproyectos de infraestructura, así como la promoción de las asociaciones público-privadas, para lo cual se han planteado cambios en el marco legal de este mecanismo y de Pro Inversión en el reciente pedido de facultades legislativas delegadas.

Tuesta reconoció que las medidas de ajuste no solucionan los problemas estructurales del gasto público, en especial el vinculado a remuneraciones, por lo que exhortó al Congreso a debatir el tema.
“¿Qué hacemos? ¿Les bajamos el sueldo [a los servidores públicos]? ¿O los despedimos? Creo que ninguno. Pero debemos hacer algo para bajar ese monto”, subrayó Tuesta.