Graña y Montero se vio involucrada en el caso Club de la construcción. (Foto: GEC)
Graña y Montero se vio involucrada en el caso Club de la construcción. (Foto: GEC)

La empresa , subsidiaria de , fue separada definitivamente del gremio de la construcción, según informó la Cámara Peruana de la Construcción ().

"Se pone en conocimiento de la opinión pública, que la empresa GyM S.A. ha sido separada definitivamente de la asociación”, informó Capeco en un comunicado.

El gremio explicó que la decisión fue tomada después de quedar consentida “la Resolución de la junta de Ética N° 009-2019 y de acuerdo a los establecido en el artículo 36° del Código y Reglamento de Conducta Ética de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco)”.

Al respecto, GyM señaló que la medida adoptada por Capeco

“Esta decisión no afectará nuestros proyectos y seguiremos trabajando y cumpliendo con todos nuestros clientes”, indicó la empresa, mediante un comunicado.

Además, la constructora reiteró su decisión de seguir contribuyendo con las autoridades en la búsqueda de la verdad, apoyando las investigaciones.

Graña y Montero se vio involucrada en el caso Lava Jato cuando Jorge Barata señaló que la constructora estaba enterada del pago de sobornos de parte de Odebrecht por la ejecución de la Línea 1 del Metro de Lima.

José Alejandro Graña y Hernando Constancio Graña, accionistas de la empresa, son investigados por el presunto delito contra la administración pública y lavado de activos cometido en organización criminal. Ambos se acogieron al proceso de colaboración eficaz.