La mediana y gran empresa ya ha consumido los fondos de los créditos Reactiva y ahora precisa de nuevas inyecciones de capital para seguir produciendo en medio de la segunda ola de la pandemia, destaca Carola Carrillo, gerenta general de Andino Capital.
La mediana y gran empresa ya ha consumido los fondos de los créditos Reactiva y ahora precisa de nuevas inyecciones de capital para seguir produciendo en medio de la segunda ola de la pandemia, destaca Carola Carrillo, gerenta general de Andino Capital.
Carlos Hurtado de Mendoza

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Financiarse en estos tiempos de se ha convertido en uno de los principales retos de las empresas dentro de nuestro país. Las cuarentenas y sus restricciones han provocado que muchas suspendan sus actividades o incluso salgan del mercado, independientemente del sector en el que operen. En ese contexto está trabajando Andino Capital, una firma dedicada a la intermediación financiera para proveer de capital de trabajo a las en el ámbito local.

No es una tarea sencilla la de Andino, dada la coyuntura. Menos si uno toma en cuenta que iniciaron su trabajo algunos meses antes de que azotara la pandemia en el Perú. “De todas formas estamos creciendo”, destaca a Día1 la gerenta general de la compañía, Carola Carrillo. Y sus planes para el corto y mediano plazo son ambiciosos: acaban de aliarse con la multinacional Gramercy Funds para gestionar un fondo de US$50 millones y con ello proveer de financiamiento crediticio a sus clientes.

LEA TAMBIÉN:

¿Cómo logran este acuerdo con Gramercy? ¿Pudo caerse por la pandemia?

Iniciamos conversaciones con Gramercy durante la primera ola de la crisis sanitaria, el año pasado. Nuestra idea es manejar un fondo de inversión privada en conjunto, al que hemos llamado el fondo GAPI. Es un fondo de deuda privada y ya lo tenemos constituido, ya está activo y ya lo estamos promoviendo, a través de todos nuestros servicios de financiamiento para la mediana y gran empresa.

¿Cuáles son sus vehículos de financiamiento?

Trabajamos básicamente con soluciones crediticias garantizadas sea mediante los llamados activos fijos y los ‘warrants’; y estamos por hacerlo a través de facturas (o ‘factoring’).

Y el fondo total es de US$50 millones.

Así es. Es nuestro primer fondo, pero evidentemente puede ser mucho más el capital que estamos en capacidad de manejar. Por lo pronto, este 2021 debemos colocar US$50 millones en el mercado peruano. Nuestro objetivo es que se coloquen en cartera corriente y que a partir de ahí comiencen a moverse.

¿Cuál es el ‘ticket’ que están manejando por empresa? ¿Tienen un límite para los financiamientos que proveen? El contexto actual es de mucho riesgo.

Estamos manejando ‘tickets’ que van de los US$150 mil o US$200 mil hasta los US$5 millones por firma. Esos montos responden a que, como decía al inicio, estamos enfocándonos en la mediana y gran empresa. Estos clientes también han sido golpeados por la pandemia, aunque de una forma distinta a como han sido afectados los micro y pequeños empresarios.

Son más sólidos. Pero, ¿se han reactivado ya sus clientes?

Diría que desde junio del 2020 comenzó su reactivación. Pese a la crisis, nuestros clientes han cumplido con sus obligaciones. Se han dado, claro, algunas prórrogas que ya han sido canceladas. Nosotros hemos sido flexibles y nos hemos adecuado a cada situación, hemos tratado de brindar soluciones personalizadas.

Andino Capital es parte del ‘holding’ Andino, que tiene subsidiarias en sectores como la logística y el transporte, ¿es en esos rubros donde están también ustedes?

Sí, pero no sólo en esos sectores. Trabajamos con empresas de diversos rubros, como el minero o la construcción, y también con firmas del sector agro (algodoneros). Hemos entrado ahora al sector pesquero, también. Además, con comercializadores (importadores) y con firmas del sector ‘retail’, entre otras. Estamos trabajando con distintas industrias.

La financiación para la compra o alquiler de maquinaria pesada, en rubros como el de minería y construcción, son algunas de las líneas de negocio en las que está operando Andino. (Foto: GEC).
La financiación para la compra o alquiler de maquinaria pesada, en rubros como el de minería y construcción, son algunas de las líneas de negocio en las que está operando Andino. (Foto: GEC).

LOS SECTORES MÁS ACTIVOS

¿Y en qué rubros ven más actividad? ¿En cuáles tienen oportunidad de crecer?

Te diría que vemos mucha actividad en el sector industrial en general, en la pesca y en el rubro de alimentos (en todos sus niveles). La minería también está muy fuerte, pese a que paró un par de meses en el 2020.

A partir de agosto (del año pasado) estos sectores mostraron una curva empinada de reactivación, han entrado con todo. Para ese mes ya habían utilizado los créditos de Reactiva y entonces estas medianas y grandes empresas necesitaban una nueva inyección de capital de trabajo, tras un par de meses de producción, y ahí estábamos nosotros.

¿Pese a la segunda ola?

Siempre medimos el riesgo por la pandemia, eso es algo que no pasa desapercibido. Pero lo cierto es que esta nueva cuarentena nos ha encontrado a todos mejor preparados. Las empresas se han digitalizado, han entrado fuerte al e-commerce y han habilitado nuevos canales para sus ventas. Ya todos sabemos cómo manejarnos. En esta segunda ola yo estoy trabajando más porque hay más empresas requiriendo financiamiento.

La veo optimista para el 2021, tenía anotado que esperaban crecer entre 3% y 4%, ¿esa es su proyección?

Debemos ser optimistas. Si la mediana y gran empresa no se reactiva, la economía va a sufrir baches. Este 2021 debemos ver el despegue de nuestro fondo GAPI con la colocación de estos US$50 millones. Tenemos la espalda suficiente para hacerlo sin mayor problema.

¿Y para el 2022?

Puede que el próximo año vengan otros US$30 millones adicionales a este fondo. Lo estamos evaluando porque el mercado cambia mucho y dependerá de esos cambios para que incorporemos nuevas líneas de negocio y más productos.

¿En qué nuevas líneas están pensando?

Estamos ad portas de lanzar nuestra línea de financiamiento a través de ‘factoring’ y luego hay muchas opciones, por ejemplo, en el mercado inmobiliario. Vamos a ver cómo evoluciona el mercado.

TE PUEDE INTERESAR: