Arándanos Colombia (Foto: Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia)
Arándanos Colombia (Foto: Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia)
Manuela Zurita

author

manuela.zurita@comercio.com.pe

Las empresas agroindustriales peruanas han comenzado a explorar el potencial de los en , donde el fruto ha pasado de 2 hectáreas en el 2012 a unas 280 en el 2016, según cifras oficiales, y sumaría entre este año y el próximo unas 870 hectáreas, según estimaciones privadas. 

"Hay varios mirando oportunidades", confirma Paola García, vicepresidenta de inversión de ProColombia, la agencia de promoción del turismo, la inversión extranjera, las exportaciones no minero energéticas y la imagen del país caribeño. "Todavía no han hecho anuncio de inversión, pero sí están mirando las oportunidades", amplía, cuando se le consulta en qué otros cultivos, además de la palta Hass, existe interés por parte de las empresas peruanas.

En efecto, al menos cinco empresas peruanas ya estarían invirtiendo en "aguacate", como la llaman los colombianos, en el Valle del Cauca y el llamado ‘Eje Cafetero’- en el centro oeste del país-. Una de ellas es Camposol. La empresa, líder en exportación de arándanos en nuestro país, cuenta con 1.000 hectáreas en pie en los departamentos de Caldas, Quindío y Valle del Cauca y prevé cuadruplicar dicha superficie hacia el 2022 y durante el 2020 iniciar la construcción de una planta de empaque de aguacate fresco y congelado, informa Jorge Ramírez, CEO de Camposol. Otra es Agrícola Cerro Prieto, que constituyó una filial local y está en proceso de adquisición de dos terrenos, uno de 120 hectáreas y otro de 600 hectáreas, en el norte de Pereira


¿Apostarían por el arándano en Colombia? "Estamos enfocados en el aguacate, pero no se descarta explorar otros cultivos luego. Naturalmente este no es un trabajo inmediato. Al igual que con el aguacate, hay que invertir recursos para identificar las zonas con las mejores variables agronómicas, climáticas y logísticas para el desarrollo de otro cultivo", responde Ramírez y aclara que cualquier inversión nueva en los países que ya opera Camposol (también producen mandarina en Uruguay) debe "complementar la venta productiva del Perú". Es decir, la necesidad de sumar oferta a la peruana  y así "convertirse en proveedor de todo el año", dice el CEO. 

En Cerro Prieto el arándano está en agenda.  "Dentro del área que estamos comprando, vamos a destinar cinco hectáreas para hacer pruebas de otras especies, como arándanos, mora, frambuesa, cerezas, nueces y algunos frutos exóticos", indica su gerente general, Alfredo Lira. En el Perú, la compañía posee 530 hectáreas de arándanos en Chepén, La Libertad. 

¿NUEVO BOOM? 
Según García, de ProColombia, un factor que anima la inversión extranjera en arándanos en su país es el expertise en la gestión logística de las flores, un producto altamente perecedero del que Colombia es el segundo mayor proveedor global. "Los arándanos tienen prácticamente el mismo movimiento logístico [que las flores], con lo cual se miran alianzas logísticas con empresas colombianas que ya están en el sector [floricultor] con los nuevos jugadores internacionales que tienen el conocimiento y experiencia en producción de arándanos", sostiene la funcionaria. 

(Foto: Agronet, Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia)
(Foto: Agronet, Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia)

En ProColombia también destacan la oportunidad que supone producir el cultivo en altura (alrededor de 2.300 msnm) para ganar en dulzor, considerando que hasta ahora las plantaciones se concentran en el departamento de Cundinamarca, en el centro del país. Subrayan asimismo el potencial de exportar en contraestación a Estados Unidos -el principal importador del 'berry', según Trade Maps- a precios cuatro veces superiores (US$8/kilo vs US$2,7/kilo), de acuerdo a información difundida en la página web de la agencia.   

De su lado, el especialista en agroexportación, Federico Beltrán, reconoce el valor agregado que le dará el conocimiento adquirido en floricultura a la flamante industria arandanera colombiana. Pero no desestima el camino por delante, que conllevará inversiones sujetas a prueba y error en variedades y tecnología. Es que para empezar, el clima lluvioso colombiano exige emplear "plásticos" o "coberturas" en sembríos, lo que implica una inversión adicional a la que se hace en la costa peruana. "Colombia tiene que aprender mucho de México, en cuanto a la protección de macrotúneles y el uso de sustratos", comenta al respecto. 

Lira está al tanto de dicha condición, que también considera un desafío. No obstante, a su juicio, hay dos factores que los animan a evaluar el negocio: la infraestructura de carreteras y puertos,  que resalta está en proceso de mejora y el mercado interno, como alternativa al externo. "tienes que tener en cuenta que en Colombia hay cerca de 45 millones de personas, es un mercado interno importante", sostiene. 

¿Se replicará en Colombia el "boom azul" que ha experimentado el Perú, sumando alrededor de 2.500 hectáreas por año hasta llegar este 2019 a entre 9 mil y 10 mil? Aunque en ProColombia estiman que el despegue podría ser así de "vertiginoso", Beltrán pone paños fríos. "Colombia no va a crecer a esa tasa. La ventaja del Perú es que la misma velocidad de crecimiento está relacionada a una velocidad de nuevas variedades. El Perú tiene velocidad para probar nueva genética", afirma. 

DATOS 
► Según cita ProColombia en su página web, la empresa importadora y comercializadora de plantas de fresa Proplantas estima que en cuatro años las exportaciones de arándanos en el país caribeño alcanzarían los US$100 millones. 
►Proplantas junto a Asocolblue (Asociación Colombiana de Blueberries) estiman que hoy existen unas 400 hectáreas de arándanos en el país, que en dos años superarían las 1.000, añade en su web ProColombia. 

TAGS RELACIONADOS