(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Redacción EC

El (BCP), como parte de su estrategia que apunta a la de sus servicios, ha apostado por herramientas que permitan a sus clientes tener información en tiempo real sobre sus transacciones; un seguimiento que vaya de principio a fin.

Para lograr esta trazabilidad, el banco adoptó la plataforma Swift GPI, que opera para todo tipo de transacciones. Esta tecnología ha sido bien recibida por los clientes que hacen operaciones en diversas partes del mundo, sostiene el gerente de Desarrollo de Comercio Exterior del BCP, Augusto Merkt.

El hecho de poder tener la información en detalle y al segundo de cualquier transacción será un insumo clave para poder identificar y detener operaciones fraudulentas, observa Andrés Arredondo, gerente de Negocios Internacionales y Leasing de Banca Mayorista del BCP.

“Creemos que, si la red Swift GPI crece, podremos colaborar de forma más efectiva y prevenir los crímenes financieros”, indica.

Sin embargo, el ejecutivo precisa que por ahora hay pocos bancos en la región que utilizan esta tecnología, lo que deviene en una generación menos potente de economías de redes.

“Creemos importante que otros bancos de la región se sumen: entre más bancos, mejores pagos y mejor experiencia al cliente”, afirma Arredondo.

Más aun, los ejecutivos del banco consideran que la plataforma genera eficiencia, evita reprocesos y, en última instancia, reduce los costos de transacción.

TAGS RELACIONADOS