Casaideas retomará su expansión en Perú desde el próximo año
Casaideas retomará su expansión en Perú desde el próximo año
Leslie Salas Oblitas

La coyuntura política, el factor climático, y la apreciación del dólar llevaron a que , de origen chileno, decida poner paños fríos a su expansión en nuestro país, considerando la fuerte inversión ya realizada aquí en el 2014 y 2015.

La cadena, que este año proyecta superar ventas por S/80 millones, se concentrará este 2016 en remodelar sus tiendas, en mejorar sus estados financieros, en rentabilizar el m2 y en cosechar lo sembrado de cara a retomar su expansión en el 2017. Su nueva meta es llegar a los 20 locales en los próximos cuatro años, asegura su gerente general en el Perú, Alfonso Vidal.

La cadena sigue en el proceso de crecer. En el 2015 abrieron tres tiendas.
Sí, abrimos tiendas en los centros comerciales Mall Aventura Plaza Santa Anita (Ate), Plaza Norte (Independencia) y en el Open Plaza Piura (en la ciudad del mismo nombre) a finales del 2015. Tenemos 16 tiendas, nueve en Lima y siete en provincias.

El plan era tener 20 tiendas este 2016, según lo anunciado a inicios del año pasado, ¿se logrará cumplir?
Los planes han cambiado. Este año no abriremos ninguna tienda. Ahora llegaremos a las 20 tiendas en el 2020. 

¿Por qué no se inaugurarán tiendas este año, a qué responde esta decisión: a la coyuntura política,  económica o a la negociación con los centros comerciales?
Este año coincidieron varios factores. El tema político que genera un poco de incertidumbre a la hora de invertir (decisiones que se toman con un año de anticipación); el factor climático que impacta en las ventas al no colocar productos de tickets altos como edredones, cobertores, etc., pese a que nuestra venta no depende demasiado de los productos invernales; y el tipo de cambio. Nosotros importamos el 100% de nuestra mercadería y la apreciación del dólar hace que nuestros productos entren con un precio mucho mayor. Esto nos obliga a ajustar gastos y toda la operación en sí para, por lo menos, mantener el mismo resultado financiero, e involucra tomar decisiones y elegir entre pagar deudas o invertir en abrir tiendas.

¿Y optaron por lo primero (pagar deudas)?
El directorio de la empresa tomó la decisión de que el 2016 sea un año de mejora de los estados financieros y de cosechar lo sembrado en el 2014 y el 2015, en vista de que en estos períodos se hicieron fuertes inversiones en tiendas.

¿Qué tan difícil es asumir los sobrecostos del tipo de cambio, considerando que la competencia hace difícil que se trasladen al precio final?
Hay categorías donde es imposible hacer estos traslados. El ADN de Casaideas responde al de una marca democrática, transversal y de precios  justos, por lo que estos incrementos van en contra de la rentabilidad y de nuestra esencia.

¿Pero, cómo se compensa?
Con ahorros. Ahorros operativos, siendo más eficientes con la logística, con los gastos de luz, etc. Este es un año de mucho control, de mucha austeridad. Además, ante mayor volumen también se trata de negociar mejores precios con los proveedores. Es todo un tema de cirugía fina.

¿Para el 2017 se reactivaría la expansión y la búsqueda de nuevos locales?
No es que estemos esperando que los proyectos nos caigan. En realidad tenemos claro con qué operadores trabajar y estamos en conversaciones con todos. Hay proyectos que se han enfriado, pero que se van a reactivar. En el 2017 sí nos gustaría tener una o dos tiendas más, dependiendo de las negociaciones y de los resultados del 2016. Lo importante es ir trabajando desde ya sobre algunas propuestas, porque la compra de mercadería se hace con seis meses de anticipación. 

¿Seguirán creciendo en provincias?
Sí, pero parte del éxito de Casaideas es que nos tomamos el tiempo de estudiar bien todas las propuestas y tratamos de ser exitosos a la primera. No somos un negocio de productos de primera necesidad, no vendemos ropa, alimentos, ni servicios, sino productos utilitarios. En base a eso y a otras variables (como clima, si la zona es urbana, precios de flete, etc.) evaluamos dónde ir. Por ejemplo, nos gustaría estar en Huancayo, pero descartamos ir a la selva. Cajamarca también es una plaza interesante, aunque ahora no la está pasando bien.

¿Han retomado las conversaciones con la cadena Real Plaza para ir a Huancayo?
Sí, estamos conversando.

¿Y en Lima?
Nos encantaría tener una tienda en Miraflores y hay varios proyectos interesantes en La Molina. También está el proyecto de Real Plaza Puruchuco (Ate) y el de Las Begonias (San Isidro) a cargo del grupo Breca. Lo más importante es que el mercado dé señales de reactivación, que vuelva la confianza y la inversión, si no, nos vamos a canibalizar todos.

Ustedes ya están en Las Begonias, ¿pero serán parte de los nuevos proyectos que desarrollará ahí el grupo Breca?
Ellos van a intervenir varias manzanas de esa zona en distintos tiempos. La primera es donde estará Zara Home y Zara (al costado de Ripley). Nosotros ya hemos renovado el contrato con el grupo Breca y lo más probable es que nos ofrezca una alternativa dentro del proyecto que se edificará en el terreno donde hoy estamos, nosotros iríamos sí o sí allí.

¿Pero ya están conversando sobre eso?
Sí, claro, parte de la renovación de alquiler ha sido eso. Las fechas aún no están claras, pero creo que mínimo sería para el 2018. 

¿Regresarán al centro comercial Jockey Plaza?
Estamos en conversaciones, pero estas involucran un tema de ubicación y de los m2 que requiere la tienda. Estas son variables en las que tenemos que ponernos de acuerdo, lo cual no es fácil en un ‘mall’ donde muchos operadores quieren entrar. A veces se abren oportunidades que no hacen ‘match’ con la marca y por eso el tema se dilata. Esperemos que haya un final feliz para ambos. 

¿Qué viene ahora, entonces?
Nuestro foco este 2016 es remodelar locales, ya hemos empezado con la remodelación integral, tanto interna como externa, de la tienda de Asia. La segunda tienda que ya está prácticamente lista con la nueva personalidad de la marca es la de Open Plaza Angamos (Surquillo) y le seguirá el local de Real Plaza Primavera (San Borja). 

¿Qué implica esta nueva imagen y cuánto es lo que invertirán en este proceso de remodelación?
A nivel interno estamos cambiando el mobiliario, la señalética, la iluminación, el material de empaque, el uniforme del personal, entre otros y, externamente, se está consignando en la fachada el nuevo logo con el Casaideas continuo, es decir, sin la conjunción ‘&’ y la implementación de puertas de vidrio. Vamos a invertir, aproximadamente, US$100.000 por tienda. Cabe destacar que las últimas tiendas que se han inaugurado ya tienen la nueva imagen. Las remodelaciones culminarán el primer semestre del 2017, porque es complicado hacerlo sin cerrar las tiendas.

Dentro del plan de la compañía está entrar en ecommerce este año, ¿qué avances hay?
Este es un proyecto que lo está liderando la casa matriz de Casaideas en Chile. Esto implica el cambio total de la página web que será, en un principio, informativa, con todo el detalle de nuestros productos (como stock y precios) según país. Mientras que, en una segunda etapa ya entraremos al ecommerce. Si no se concreta a fines de este año será a comienzos del 2017.

TAGS RELACIONADOS