El costo operativo de la cocina oculta es más eficiente que el de operar en un local con atención al cliente al prescindir de gastos de personal que atienda clientes y de alquiler de salones grandes. (Ilustración: El Comercio)
El costo operativo de la cocina oculta es más eficiente que el de operar en un local con atención al cliente al prescindir de gastos de personal que atienda clientes y de alquiler de salones grandes. (Ilustración: El Comercio)
Lucero Chávez Quispe