El consumo de medios impresos en el Perú, con una frecuencia superior a una vez por semana, creció 45% durante los últimos cinco años, según Sherlock Communications.
El consumo de medios impresos en el Perú, con una frecuencia superior a una vez por semana, creció 45% durante los últimos cinco años, según Sherlock Communications.
Carlos Hurtado de Mendoza

La información veraz –o, por lo menos, debidamente verificada– es hoy una cualidad muy valiosa para quienes consumen noticias en el y el resto de , destaca un reciente estudio de la consultora internacional Sherlock Communications, realizado en seis países de la región y compartido en exclusiva con Día1. Y, en ese contexto, los medios impresos –léase, periódicos y revistas– tienen un rol muy importante qué jugar, anota la firma.

LEA TAMBIÉN:

*

*

*

Ocurre que, en tiempos de posverdad, ‘fake news’ y pandemia, cada vez se valora más un tratamiento responsable de las noticias, una práctica que está asociada a estos medios tradicionales y que puede ser aprovechada de cara al futuro.

¿Cómo así? Resulta que en los últimos cinco años el consumo de medios impresos –con una frecuencia mayor a una vez por semana– ha crecido 45% en nuestro país, señala Amanda Boucault, coordinadora de Relaciones Públicas de Sherlock para América Latina. No solo eso: el avance registrado aquí supera al de los otros cinco países en los que esta compañía ha elaborado su estudio: más que en Chile, Argentina, Brasil, Colombia y México.

“En esta época del coronavirus, el consumo de información ha crecido y la confianza en cómo encaran las noticias estos medios tradicionales, también, sobre todo en un entorno en que las redes sociales han generado muchas suspicacias”, explica Boucault a Día1.

Añade que estas dudas sobre el papel de, por ejemplo, Facebook, no solo surgen por cómo se difunden informaciones sobre la salud o las supuestas curas para el COVID-19, sino desde antes, con las polémicas sobre su ‘performace’ durante el Brexit en el Reino Unido o las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Por ello, anota, casi dos tercios de los peruanos verifica la veracidad de las noticias que recibe a través de las redes sociales antes de compartirlas, mientras que otro 27% lo hace ‘a veces’.

En ese entorno, prosigue, los medios impresos pueden muy bien aprovechar esta tendencia de consumo ‘in crescendo’ para afianzar su posición entre los lectores y promover la transparencia en el tratamiento de las noticias, en todos los jugadores de la industria y en distintos niveles y plataformas.

Cada vez son más los peruanos que verifican la veracidad de una información antes de compartirla.
Cada vez son más los peruanos que verifican la veracidad de una información antes de compartirla.

LAS OPORTUNIDADES

La estrategia pasa por ir adaptando esa forma de trabajar (verificando) no solo al papel, sino según los cambios en los hábitos de consumo, dice Boucault. Es decir, a través de ‘podcast’, videorreportajes y demás herramientas. “Coberturar la información a 360°”, explica.

Eso deja una serie de oportunidades para los anunciantes, para aquellos que buscan posicionar a sus marcas en un entorno que promueve la transparencia, acota a su turno el country manager de la agencia Comunicación Impronta en nuestro país, Julio Pérez Luna. “Lo dicho en un contexto en el que se les exige a las marcas un alto nivel de responsabilidad social frente a sus consumidores”, precisa el ejecutivo.

“Nosotros, como agencia de relaciones públicas, sabemos el valor y el posicionamiento que tienen los medios impresos para nuestros clientes y el prestigio que ganan sus marcas al aparecer en ellos, algo que todavía no ocurre al mismo nivel en otras plataformas”, refiere Pérez Luna.

En esa línea, Rocío Calderón, presidenta de la Asociación Peruana de Agencias de Publicidad (APAP), comenta a nuestro suplemento que una fórmula comercial mixta (que sume presencia en medios impresos como electrónicos) puede resultar atractiva para los anunciantes, pues les permite llegar a diferentes segmentos de consumidores, de forma complementaria.

“Hay que crear confianza y ‘construir verdad’ como una responsabilidad colectiva, exigible a las fuentes de la información, a los canales y a consumidores”, reflexiona Boucault. He ahí el reto.

TE PUEDE INTERESAR:

*

*

*

*

*