Según la CPF, un 65% de las franquicias peruanas es del rubro gastronómico. Sin embargo, en los últimos años otros sectores, como gimnasios y educativas, han crecido en participación.
Según la CPF, un 65% de las franquicias peruanas es del rubro gastronómico. Sin embargo, en los últimos años otros sectores, como gimnasios y educativas, han crecido en participación.
Elida Vega

El 2019 fue un buen año para el mercado de franquicias en nuestro país. Además de culminar con una facturación de US$1.300 millones, lo que representó un crecimiento de 10% en comparación con el 2018, también se logró que más negocios locales optaran por este formato para continuar sus planes de expansión.

Así, marcas como Chinga tu Taco (taquería), Fitosana (productos naturales), Tijeritas (peluquería), Selene (instituto de modas) y Clínica Veterinaria Pancho Cavero (veterinaria) fueron algunas de las que optaron por abrirse paso a través de una franquicia.

A ellas se sumaron Jerónimo (restaurante), Apuesta Total (apuestas deportivas) y otras 12 marcas más que iniciaron su actividad como franquiciantes y favorecieron los resultados logrados en el 2019.

Y este año, según la Cámara Peruana de Franquicias (CPF), el panorama no será diferente, ya que este mercado alcanzaría un crecimiento de 5%, cerrando el 2020 con una facturación de US$1.500 millones.

“El emprendimiento no cesará, más aun cuando se ha acrecentado la tasa de desempleo, obligando a los emprendedores a optar por opciones creativas, innovadoras y de bajo riesgo. Dentro de esas opciones, destaca como protagonista importante la franquicia, que ha demostrado ser un motor de expansión para las empresas”, afirma Luis Kiser, presidente de Front Consulting.

SABOR NACIONAL

Pero, como parte del proceso de expansión de este mercado en nuestro país, serán las franquicias locales las que continuarán con el proceso de reconfiguración que experimentan desde el 2016, cuando empezó el despegue de las marcas peruanas, que continuarán creciendo en número, incluso por encima de las extranjeras.

Tal como revela la CPF, el 2019 cerró con 550 franquicias. De ese total, 270 son nacionales, llegando a representar cerca del 50% del mercado, resultado que permite predecir que esa carrera ascendente continuará este año.

“Para este 2020, esa cifra crecerá conservadoramente en 5%, pudiendo ser las [franquicias] peruanas las que suban su cifra a 51%, aunque todas ellas (nacionales y extranjeras) han generado –en promedio– cerca de 40.000 puestos de trabajo en el país”, señala Kiser.

De esta manera, el panorama para el mercado peruano de franquicias se muestra bastante alentador, ya que con la esperada reactivación de la economía y del sector ‘retail’ –a decir de la CPF– se generará la apertura de nuevos modelos de negocios de franquicias en nuevos rubros, lo que, sumado a la descentralización del mercado de franquicias, seguirá dando buenos resultados.

“Muchas marcas nacionales y extranjeras vienen operando en Ica, Trujillo, Chiclayo, Arequipa, Cusco, Tacna y Huancayo, pero otras ciudades que son atractivas para que ingrese el sector son Iquitos, Puno, Tumbes y Cajamarca”, concluye Luis Kiser.