(Foto: USI)
(Foto: USI)
Leslie Salas Oblitas

Un duro revés atravesaría el mercado de destilados y de lujo este año. Aunque es muy pronto para tener una cifra 100% certera, todo indica que el consumo caería alrededor de 10%, debido al alza del ; mientras que en el 2017 creció 10%, refiere Antonio Castro, responsable de la feria Alta Gama Liquorfest.

Esta proyección negativa se da pese al buen trabajo que están realizando productores locales, importadores y distribuidores, quienes cada vez elaboran mejores destilados, ingresan nuevas etiquetas y crean nuevos formatos de productos, indica el ejecutivo.

Incluso el Perú, comenta, es usado para introducir sus nuevos productos en Latinoamérica y hasta nos dedican etiquetas especiales como lo hizo Diageo con su Blue Label.

Asimismo, en la categoría de whiskies (cuya sofisticación y crecimiento de este segmento es mayor) cada vez hay más etiquetas de single malt, de bourbon, de whiskies japoneses e irlandeses. “Hoy, hasta el Perú produce un whisky en el Cusco”, sostiene.

Este dinamismo, pese a la contracción del mercado, dará pie a la segunda edición de la feria Alta Gama Liquorfest, el 9 y 10 de noviembre en el hotel Country Club.

Aquí, revela Castro, se lanzará para América Latina Johnnie Walker XR 21, un blend particular que contiene whiskies con 21 años de añejamiento como mínimo. También se presentará Hortensia, la nueva mistela de la bodega Don Amadeo del pisquero Alberto Di Laura. Además, se darán cita más de 200 etiquetas de lujo.

En la segunda edición de la feria Alta Gama Liquorfest se presentarán más de 200 licores de lujo.

TAGS RELACIONADOS