En el Perú y en la región, Khiron proyecta invertir en clínicas de cuidado integrado (físico, mental y social), que incluyan al cannabis medicinal como alternativa  terapéutica, explica Márquez. (Foto: César Campos)
En el Perú y en la región, Khiron proyecta invertir en clínicas de cuidado integrado (físico, mental y social), que incluyan al cannabis medicinal como alternativa terapéutica, explica Márquez. (Foto: César Campos)
Manuela Zurita

La compañía especializada en producción y comercialización de colombo-canadiense Khiron ha puesto foco en el Perú para replicar el modelo de negocio que ya aplica en Colombia. Así lo adelanta a Día1, su gerente general, Luis Márquez.

“Estamos explorando la factibilidad de replicar el modelo de atención a pacientes que ya existe en Colombia, a través de una clínica especializada”, afirma el ejecutivo, quien antes de ingresar al negocio del cannabis medicinal fue country manager de Pfizer para el Perú y Bolivia.

Se refiere al Instituto Latinoamericano de Neurología y Sistema Nervioso (ILANS), que Khiron terminó de adquirir hacia fines del 2018 y donde atiende por año a unos 100 mil pacientes que padecen trastornos asociados al sueño, dolor, espasticidad, entre otros males.

Con presencia en el Perú desde el primer trimestre de este año, Khiron ha dado sus primeros pasos en el mercado local, acercándose a la comunidad médica, con la meta de garantizar el acceso “seguro y eficaz” del cannabis medicinal a los pacientes. A la fecha, dice Márquez, han capacitado a 500 médicos en nueve eventos de especialidad.

En efecto, para poder implementar su estrategia local (cuyo monto de inversión está en evaluación), la firma está a la espera -como otras empresas del sector- de la definición y aprobación de las disposiciones finales del reglamento de la Ley 30681 que regula el uso medicinal y terapéutico de la planta.

Somos optimistas de los avances de la región y saludamos el trabajo realizado hasta el momento. Sin embargo, consideramos que estas demoras afectan principalmente a los pacientes, quienes en la necesidad de mitigar sus dolencias podrían estar acudiendo a un mercado ilegal”, subraya.

En ese sentido, según comenta, la compañía espera iniciar operaciones en nuestro país el año próximo. “Estamos en evaluación de las condiciones de inversión potenciales en el Perú en las diferentes unidades de negocio”, apunta, en relación a las divisiones farma, cosmecéutica, veterinaria y de investigación de la firma.

BASE DE OPERACIONES

Para abastecer a sus diferentes mercados en América Latina (Chile, México y Uruguay) y el mundo, la firma ha invertido US$12 millones en un centro de producción de cannabis medicinal en Doima, suroeste de Bogotá.

El proyecto -que fue implementado en el 2018- posee una capacidad total de procesamiento de 158 mil kilos de flor seca de cannabis al año, de las cuales se aprovechan hoy 25 mil. Este mes obtuvieron la licencia de distribución y exportación del producto, por lo que se alistan para iniciar dichas actividades, informa Márquez. “Para cuando se afinen las disposiciones finales en el Perú, se podrían exportar [los productos] aquí”, afirma.

DATOS

►Otros negocios. Khiron está presente en el negocio de cannabis medicinal a través de la línea cosmocéutica “Kuida”, que desde este mes la venden en Estados Unidos. Además,lanzarán productos en base a cannabis medicinal para mascotas.

►Mercado. Según estiman, en el Perú existe un mercado de 3,4 millones de personas que podrían ser beneficiadas por el cannabis medicinal. La cifra es superior al cálculo que hace su competidora local Spectrum Terapeithics (filial en la región de Canopy Growth Corporation), que prevé que al menos 1,5 millones de personas que sufren alguna afección podrían tratarse con cannabis medicinal.



TAGS RELACIONADOS