Laive
Laive
Claudia Inga Martínez

Faltan apenas dos meses para que el nuevo (con alertas en ) para alimentos procesados entre en vigencia, por lo que las empresas de consumo masivo ya se están preparando para ese momento. no es ajena a este proceso.

Luis Ferrand, gerente general de la compañía, afirma que la mayor parte de su portafolio no tendrá sellos, a excepción de algunos embutidos (menos los de pavo), quesos procesados y algunas mantequillas, productos que tendrán la alerta de ‘alto en grasas’.

► 
► 
► 

“Ahí paramos de contar, dado que Laive hace tiempo trabaja en reducir el azúcar de sus productos. En nuestros yogures tenemos 40% menos de azúcar, así que no necesitarán sellos”, remarca a Día1, luego de su participación en el evento Perú Cumbre de Consumo Masivo.

Pese a ello, Ferrand cuestiona la implementación del nuevo etiquetado, que se enmarca en la Ley de Promoción de la alimentación saludable. El ejecutivo sostiene que la medida se enfoca en reducir el consumo de alimentos y bebidas procesadas, cuando este “es uno de los más bajos de la región, según Euromonitor, y la obesidad no es el principal problema de salud que aqueja al país, como sí ocurre en otros países”, refiere.

Asimismo, indica que se está implementando un sistema (octógonos) que solo se utiliza en un país y que no ha mostrado resultados frente al sobrepeso. “No critico la ley de alimentación saludable, la empresa está a favor, critico cómo se está implementando”, se reafirma.

Según cuenta, hace una década se discute esta tendencia hacia el consumo saludable en otros países del mundo. En Europa, afirma, la industria misma es la que se autorregula.

GOLPE AL CONSUMO
Los últimos dos años fueron particularmente duros para el consumo masivo. No solo por factores coyunturales como El Niño costero, el verano frío del año pasado o el aumento del ISC, sino también la dificultad económica de la base de la pirámide y la contracción del consumo dentro del hogar fueron gravitantes en ello.

El reto, afirma, es aun mayor para Laive, ya que el consumo en el hogar se reduce y buena parte del portafolio de la empresa es para el desayuno. Estas situaciones ponen el camino cuesta arriba, pero pueden enfrentarse con innovación, sostiene.

“Nosotros crecíamos sostenidamente a doble dígito y el año pasado solo fue 4,5%. Principalmente nos estamos orientando a productos de valor agregado y estilos de vida”, comenta.

TAGS RELACIONADOS