El proyecto de litio y uranio Falchani será operado en adelante por American Lithium, luego que esta adquirió todas las acciones de Plateau Energy.
El proyecto de litio y uranio Falchani será operado en adelante por American Lithium, luego que esta adquirió todas las acciones de Plateau Energy.
Juan Saldarriaga

La canadiense American Lithium completó la adquisición de todas las acciones comunes de su connacional Plateau Energy, casa matriz de Macusani Yelllowcake, empresa minera que opera y administra el proyecto de Falchani y el proyecto de Macusani, en la región Puno.

El arreglo entró en vigor a partir de las 12:01 a.m. (hora de Toronto) del 11 de mayo de 2021, e implica que Plateau se convertirá “en una subsidiaria totalmente propiedad de American Lithium”, señaló ésta en una nota de prensa.

MIRA: Litio: Minem y minera canadiense discrepan sobre necesidad de norma para minerales radioactivos

En tal sentido, la canadiense informó que procederá a deslistar los valores de Plateau en la Bolsa de Toronto, lo más pronto posible.

La nueva empresa será dirigida por Simon Clark, en el cargo de CEO, y por Andrew Bowering, quien ocupará la presidencia del directorio. También sumará a Laurence Stefan, fundador de Plateu Energy, quien se encargará de la presidencia y la gerencia financiera.

La fusión entre ambas empresas pondrá en una sola mano dos proyectos de litio de gran proyección, como es el caso de Falchani (Perú), el cual alberga 4,7 millones de toneladas de carbonato de litio, y Toponah, (Estados Unidos), con unas reservas de 7,13 millones de toneladas.

Suma, además, el proyecto de uranio Macusani, considerado el quinto más grande de su tipo en el mundo, con recursos de 125 millones de libras de octóxido de trianio (yellowcake).

American Lithium ha hecho saber que desarrollará primero el proyecto de litio Falchani, el más avanzado de los tres, en el entendido que no contiene trazas de uranio y no necesita, por tanto, de una legislación de minerales radioactivos para ser construido.

Se trata de una apreciación que no es compartida por el Ministerio de Energía y Minas, que exige más trabajos de exploración para demostrar que el uranio y el litio no están mezclados.

TAGS RELACIONADOS