Una serie de factores ha confluido en el sistema financiero y ha provocado una guerra de precios en el negocio de depósitos a plazo. Según las cifras disponibles, por el momento, el triunfo es para los bancos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más