Hay en cartera trece proyectos mineros que andan bien y 27 que “necesitan el apoyo del gobierno”. dijo Iván Merino, en Rumbo a Perumin. (Foto: Minem)
Hay en cartera trece proyectos mineros que andan bien y 27 que “necesitan el apoyo del gobierno”. dijo Iván Merino, en Rumbo a Perumin. (Foto: Minem)
Juan Saldarriaga

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El ministro de , Ivan Merino, dio a conocer en Rumbo a Perumin qué entiende el Gobierno por rentabilidad social, parámetro que guiará en adelante el desarrollo de los proyectos minero-energéticos.

Al respecto, señaló que dicho concepto engloba siete criterios: la dinamización de la economía de los territorios en donde se desarrollan los proyectos, la creación de ingresos para el Estado, la generación de empleos de calidad, el desarrollo de infraestructura de libre acceso, la transferencia tecnológica, la mejor distribución del ingreso y la regeneración del medio ambiente.

MIRA: Ferrocarril minero para el sur: la historia detrás de la megaobra lanzada por el Gobierno

En ese sentido, señaló que hay en cartera trece proyectos mineros que andan bien y 27 que “necesitan el apoyo del gobierno”.

Uno de ellos, dijo, es Pampa de Pongo (hierro), el cual necesita hacer unos cambios, debido a que ha “modificado su estructura de explotación de un tajo abierto a una explotación subterránea, que nos parece muy bueno”.

FERROCARRILES MINEROS

Añadió que estos proyectos se van a ver complementados por dos proyectos especiales que alienta el Minem: el Ferrocarril Marcona-Andahuaylas (nodo minero de Apurímac) y el Ferrocarril Cajamarca-Bayóvar.

Se trata, explicó Merino, de proyectos de infraestructura que van a generar rentabilidad económica y social para la población y que darán viabilidad, no solo a las minas existentes, sino a proyectos mineros que, de otra forma, no serían viables.

En el caso del ferrocarril Marcona-Andahyalas, señaló que ya hay hay varios interesados en su ejecución, y añadió que “ahora estamos viendo cómo va a ser la idea del negocio, que se diferencia mucho de quienes hacen los estudios, quienes ejecutan la construcción, quienes son los propietarios y quienes son los gestores”.

Precisó que al Estado le interesa ser el propietario de la obra, mas no el gestor, pues “el sector privado lo puede hacer muy bien y que nos de las utilidades correspondientes”.

Al respecto, Juan Luis Kruger, CEO de Minsur, señaló que el ferrocarril Marcona-Andahuyalas es un excelente ejemplo de un proyecto de infraestructura que va a generar un gran polo de desarrollo en el sur, y, lo mejor de todo, con inversiones privadas y sin gasto del Gobierno.

Merino añadió que el Minem se encuentra trabajando también en la redacción de una nueva Ley General de Minería y una nueva Ley para la Minería a Pequeña Escala, y que busca apoyar al Congreso para sacar adelante una nueva Ley del Canon.

TE PUEDE INTERESAR