Marcela Mendoza Riofrío

La oferta local de de soporte informático a las corporaciones ha entrado este año a una nueva etapa, en donde la competencia ya no se define por el precio más bajo, sostiene Miguel Ángel Guerrero, gerente general de Sonda.

Esto se debe a que los principales proveedores, como por ejemplo GMD, han sido adquiridos por grandes grupos de inversionistas o jugadores globales que priorizan la calidad del servicio, elevando el nivel de competencia, propiciando la madurez de las propuestas, señala.

El mercado, valorado en unos US$1.000 millones, se mueve hoy entre diez grandes actores con respaldo internacional, que se rigen por estándares globales, que han ido obligando a la paulatina reducción de jugadores informales y su desleal competencia por precios bajos.

La coyuntura de crisis político-social del continente y del país, agrega, no está afectando la demanda corporativa, porque todavía existe mucha brecha por cubrir. Quienes sí se afectan, acepta, son los que atienden al sector público porque se suspenden proyectos.

Miguel Ángel Guerrero, gerente general Perú Sonda, confía en que se mantendrá la tendencia creciente en el mercado de servicios informáticos.
Miguel Ángel Guerrero, gerente general Perú Sonda, confía en que se mantendrá la tendencia creciente en el mercado de servicios informáticos.

“Ahora que se compite con transnacionales ya no se pelea por el precio. El mercado ha ido madurando y han desaparecido varias desleales en el camino”, señala Guerrero.

CRECIMIENTO ORGÁNICO

Sonda, precisa, se mueve sobre todo como proveedor de servicios de ‘outsourcing’ de infraestructura, un segmento que tiene una curva ascendente gracias a los procesos de transformación digital. Las empresas prefieren migrar sus activos (desde PC hasta servidores) que no son el ‘core’ del negocio a un gasto mensual por servicio.

Ellos, aclara, han optado por tener un crecimiento orgánico en los últimos años y no por invertir en comprar a las otras empresas del sector que salieron a la venta. Se evaluaron las alternativas, añade, pero se concluyó que no era oportuno.

El grupo, de origen chileno con una facturación anual de US$1.178 millones e inversiones en compras de empresas por más de US$600 millones en diez años, consideró que en nuestro país no se justificaba adquirir un rival para ganar mercado.

Sonda informó que tiene planes de invertir en dos centros de datos en Chile.
Sonda informó que tiene planes de invertir en dos centros de datos en Chile.

Las inversiones a nivel país, aclara, se van en infraestructura para alquilar a sus clientes. En total tienen US$25 millones invertidos en más de 30.000 equipos. Una cifra que se acerca a su facturación en el Perú el 2018: US$30 millones.

Sonda, informa, tiene planeado invertir unos US$360 millones entre el 2019 y el 2021 entre los diez países en los que opera. El 31% de dicho monto se irá en dos nuevos Data Center (en Chile) y el 26% será para infraestructura en los proyectos de ‘outsourcing’.

Trayectoria de largo aliento
Miguel Angel Guerrero, gerente general de Sonda, comenta que la empresa fue fundada en Chile en 1974, pero recién diez años después, en 1984, deciden ingresar al Perú. Años más tarde fueron migrando a otros ocho países de la región. Y a la Bolsa recién ingresaron en el 2016. Hoy manejan 10 países con 14 mil profesionales de tecnología contratados y más de 5.000 clientes.
A nuestro país llegaron como socios de Graña y Montero para conformar GMD. Fueron parte de dicha empresa hasta 1996, año en que deciden ir cada uno por su lado a la conquista del país y la región. Desde entonces, señala, han estado enfocados en brindar soporte de infraestructura y servicios en el segmento corporativo. El año pasado, cuando salió a la venta GMD, evaluaron comprarlo pero al final optaron por no adquirirla.