La gestión sostenible de una empresa no tiene por qué atentar contra sus utilidades, por el contrario, debe mantenerlas y mejorarlas.
La gestión sostenible de una empresa no tiene por qué atentar contra sus utilidades, por el contrario, debe mantenerlas y mejorarlas.
Rizal Bragagnini