La semana pasada, se publicó el primer documento llamado “Doing Business” que mide la capacidad objetiva de hacer negocios en 190 países, en el cual Perú retrocedió por cuarto año consecutivo para ubicarse en la posición 58. (Foto: Archivo El Comercio)
La semana pasada, se publicó el primer documento llamado “Doing Business” que mide la capacidad objetiva de hacer negocios en 190 países, en el cual Perú retrocedió por cuarto año consecutivo para ubicarse en la posición 58. (Foto: Archivo El Comercio)
Redacción EC

Estamos inundados por visiones pesimistas, escenarios catastróficos, rumores cataclísmicos y opiniones devastadoras. Hay quienes avizoran un futuro sin futuro y hay también los que anuncian el final de un sistema que nunca funcionará y que seguirá sin hacerlo.

Y en medio de todo este vendaval de tragedias hay que están haciendo como nunca antes. Son personas como tú y como yo, pero que se han dado cuenta de que el miedo de algunos es la oportunidad para otros. 

Estos empresarios están invirtiendo cuando otros están paralizados por el temor. Están atendiendo mercados que otros están dejando para concentrarse solo en ‘la carnecita’. Están haciendo mejoras tecnológicas que les permitirá ser más eficientes y reducir sus costos.

Son empresarios que se han dado cuenta de que pueden conseguir dinero más barato que antes. Claro que sí. Los ya no les prestan a las grandes constructoras, ni a las inmobiliarias, por cierto. Casi no le prestan a la agroindustria y a las pesqueras solo a cuenta gotas. ¿A quién le prestan entonces los bancos? 

Recuerda que si un banco no presta el dinero que capta, el banco quiebra. El banco tiene que seguir prestando. Hoy es más fácil y barato conseguir dinero para muchos sectores.

Este es el momento de subirse a la volada a una economía que no se ha detenido para la gran mayoría de negocios. Hay grandes empresas que están complicadas y hay sectores que están cuestionados. 

Por lo tanto, hay también una gran oportunidad para todos los demás.

Lea más noticias de Economía en...