Mick Jagger, el hombre que dejó el aula de negocios por el rock
Mick Jagger, el hombre que dejó el aula de negocios por el rock

El vocalista de los , sir , nació el 26 de julio de 1943 en Dartford, Kent (Inglaterra). El músico ganó una beca para estudiar negocios en el London School of Economics, carrera que dejó pasado un año para dedicarse a tiempo completo a los Rolling Stones.

Junto a Keith Richards, su inmortal socio y guitarrista, no solo creó una de las bandas más célebres de la historia, sino también un grupo que ha sobrevivido y se ha mantenido vigente a través de los años. Hoy, tras 54 años de existencia, siguen llenando estadios... y ganando millones de dólares.

RENTABLES E INMORTALES
Cuando los Rolling Stones empezaron a ganar fama, también habían aparecido en el mapa The Beatles. John y Paul querían coger tu mano; Mick y Keith querían quemar tu casa. Así, lograron posicionarse como los “chicos malos” del momento. 

Chicos malos, sí, pero hábiles para los negocios. Ser un grupo de rock comprende una serie de asuntos separados que se deben gestionar, señala el diario “The Guardian”.

Existen las giras, componer y grabar discos, obtener patrocinios, entre otros. Para esto, los cuatro miembros del grupo crearon compañías separadas para gestionar cada uno de estos aspectos, las cuales estuvieron en los Países Bajos por las condiciones tributarias. Por otro lado, los Stones cortaron al intermediario local para la promoción de sus conciertos y centralizaron la tarea de poner en agenda los shows a partir de su gira Steel Wheels en 1989. 

Richards declaró a “Fortune” que el negocio estaba centrado en conocer las leyes tributarias de los países que elegían, no solo para sentar sus operaciones empresariales, sino incluso para tocar juntos. Por esta razón, escogían ensayar en Canadá y no en Estados Unidos.

Además, no solo se trató de buena música, sino de una marca. El signo icónico de la boca con la lengua afuera es casi tan familiar en muchos contextos como el logo de Coca-Cola. Su diseño costó 50 libras esterlinas en 1970. El grupo considera que sin este logo las ganancias habrían sido significativamente menores. 

Finalmente, señala “The Guardian”, los Rolling Stones se han adaptado a través del tiempo para seguir generando interés. Uno podría pensar que señores de 70 años tocando rock de toda la vida no seguirían llenando estadios, pero el grupo crea shows diversos y sigue tocando en nuevos lugares. Hoy, pasarán la noche en Lima junto a un público que parece haberlos esperado toda la vida.