(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

dio un impulso a sus alicaídas operaciones en India al volver a aliarse con el fabricante local de vehículos utilitarios deportivos Mahindra & Mahindra Ltd. para explorar vehículos eléctricos y nuevas tecnologías. La asociación forma parte del intento de la automotriz estadounidense por fortalecer su presencia en un país que se convertirá en el tercer mayor mercado de automóviles del mundo.

Ford y Mahindra formaron una asociación por tres años, con el objetivo de cooperar en áreas como programas de movilidad, proyectos de vehículos conectados, electrificación y distribución dentro de la India, mejorando el alcance de Ford dentro del país, anunciaron el lunes los fabricantes de automóviles. Ambas compañías pusieron fin en 2005 a una alianza dedicada principalmente a la fabricación de sedanes.

Se trata de un giro radical en la estrategia de Ford, después de que su anterior máximo ejecutivo, Mark Fields, pusiera el negocio en India bajo revisión. Jim Hackett, que pasó a ocupar el puesto luego de que la junta directiva despidiera a Fields en mayo, ha encontrado ahora una manera de permanecer en India mientras comparte los costos de desarrollo de productos y abastecimiento con Mahindra. En mayo, GM anunció que iba a detener las ventas en el mercado de India.

"Ford tiene un compromiso con India y esta alianza nos puede ayudar a ofrecer los mejores vehículos y servicios a los clientes, mientras crecemos en forma rentable en el quinto mercado de vehículos más grande del mundo", dijo Jim Farley, vicepresidente ejecutivo de Ford y presidente de Mercados Globales. El plan de India es uno de los más significativos que Ford ha hecho en los primeros cuatro meses bajo la tutela de Hackett, quien había dicho que llevaría a cabo una revisión de 100 días de los negocios de la compañía. El antiguo máximo ejecutivo del fabricante de muebles de oficina Steelcase Inc. tiene previsto presentar su estrategia a los inversionistas el 3 de octubre en Nueva York.

SUZUKI Y HYUNDAI
Ford regresó a India a mediados de los años noventa, cuando el país abría su mercado de automóviles a la inversión extranjera, mediante una asociación con Mahindra.

Las dos compañías instalaron una fábrica cerca de la ciudad de Chennai, en el sur del país, y comenzaron a producir el sedán Escort. Luego vinieron el Ikon, Fusion, Fiesta, Figo y otros modelos, pero la automotriz de Dearborn, Michigan, no pudo replicar el éxito alcanzado por Suzuki Motor Corp. y Hyundai Motor Co. en India.

Ford y Mahindra terminaron su asociación en 2005. Ford tenía una cuota del mercado interno del 3 por ciento mientras que Mahindra controlaba el 7,75 por ciento en el año fiscal terminado en marzo de 2017, según la Sociedad de Fabricantes Indios de Automóviles. Suzuki ocupó el primer lugar con el 47 por ciento del mercado, seguida por Hyundai con el 16,7 por ciento. Aunque las acciones de Ford han aumentado levemente desde el cambio de su máximo ejecutivo, acumulan un descenso de 4,2 por ciento este año, un desempeño inferior al de GM y al del índice de referencia Standard & Poor’s 500. La primera decisión importante que Ford anunció durante la gestión de Hackett, de 62 años, también tuvo que ver con sus operaciones en Asia. En junio, la compañía archivó ​​un controvertido plan para trasladar la producción de automóviles compactos Focus de Michigan a México. En lugar de ello, Ford exportará el Focus desde una planta existente en China a América del Norte, renunciando a una inversión de US$500 millones. Ford registró ganancias antes de impuestos de US$143 millones en la región Asia Pacífico en el segundo trimestre, un aumento de US$151 millones respecto al año pasado. Los avances de la compañía en la región provinieron principalmente de las mayores ventas y participación de mercado en China, especialmente de vehículos utilitarios deportivos y la marca de lujo Lincoln. El fabricante de automóviles dijo que esperaba que las ganancias siguieran creciendo en la región este año.

Lee más noticias de Economía...