Digitalización
Digitalización
Redacción EC

Frente a la del mercado, las empresas en el Perú necesitan ser más precisas en los procesos de negocios que dirigen y las estrategias a desarrollar, adaptándose rápidamente a los cambios y preferencias del mercado actual. Parte importante en un proceso de digitalización es contar con un adecuado gobierno de datos o gestión de información, es decir conocer y medir el valor actual y potencial del uso de los datos en los procesos.

La digitalización se ha potenciado en los últimos años en parte por la aparición de nuevas tecnologías que han incrementado la dinámica de cada negocio impulsando a las empresas a ser más exactos, y parte importante en este punto se obtienen de los datos.

No tomar en consideración el valor de los datos en la empresa conlleva a errores que comúnmente se ven a diario. Ser una empresa digital no es solamente instalar un software de gestión digital en determinado proceso de negocio o comunicarse digitalmente con los clientes que si bien es una acción adecuada y relevante para encaminarse a ser una empresa digital, no es el paso inicial para un proceso de digitalización en una empresa.

Un gobierno de datos es la gestión adecuada para que un dato específico sea considerado un activo de gran valor en la empresa dentro de las variadas funciones del gobierno de datos, vela por la normativa y calidad de información esto es gestionar la seguridad, accesibilidad, integridad y valor agregado de los datos dentro de la organización. El desarrollo de un gobierno de datos es un proceso que debe desarrollarse y madurarse para ser lo más efectivos en el tratamiento pero es importante y oportuno realizar acciones en el corto plazo que puedan ir alineándose con el objetivo de gestión adecuada de información.

El primer ejercicio que debe realizar una empresa, es levantar el proceso de información de cada área de la empresa. Esto es realizar el flujo de información que sigue la empresa durante los procesos de negocio, que permite ubicar puntos fuertes en gestión de información y puntos débiles que son procesos que aún son manuales, no digitales, sin responsables y peor aún, sin participación dentro de la gestión de información actual, es decir, información que no se utiliza y es de alto valor.

Otro punto importante es conocer y mantener los recursos relevantes en cuanto al manejo de información de cada área. Esto es determinar los responsables de manejo de data de cada punto de información y conocer las tareas actuales y objetivos de cada etapa. Estos recursos son los que mantienen el conocimiento de gestión de uso actual como valor de conocimiento en sus actividades diarias.

Comparar los flujos de proceso regulares de la empresa con el flujo de datos lo cual nos ayudará a medir el valor real de la información respecto a la gestión actual y contemplar el alcance de valor en un proceso ideal de gestión de información. En otras palabras, poder responder preguntas como: ¿Qué información tenemos? Y ¿qué información podemos llegar a tener en el corto o mediano plazo?

El gobierno de datos es una tarea que puede conllevar mucho esfuerzo y probablemente a cambiar ciertas reglas de negocio en áreas de la organización, pero el resultado logrado por una eficiente gestión de información recompensa con creces el tiempo invertido en estas actividades. Una empresa con la adecuada valoración de datos parte ya con una ventaja importante respecto a la competencia y trasciende como una organización que deja de ser reactiva a ser predictiva en la toma de decisiones.

Lee más noticias de Economía...

TAGS RELACIONADOS