Mauricio Macri durante su cierre de campaña del jueves. (Reuters).
Mauricio Macri durante su cierre de campaña del jueves. (Reuters).
Agencia EFE

Agencia de noticias

El presidente de , , dejó ver sus temores de que este lunes los mercados reacciones de forma adversa ante la derrota que sufrió el oficialismo en las elecciones primarias celebradas este domingo y que complican sus aspiraciones para lograr la reelección en octubre próximo.

"El mercado es un fenómeno distinto a la política local y toma sus posiciones. El viernes lo vimos tomando una posición muy a favor a de Argentina pensando que nosotros ganábamos y ahora perdimos por mucho y el mercado va a tener una posición", dijo Macri en rueda de prensa, tras haber reconocido que el frente gobernante Juntos por el Cambio tuvo una muy mala elección.

► 
► 
► 

Según los primeros datos oficiales, el peronista Alberto Fernández, con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner como compañera de fórmula, obtendría casi 47 % de los votos, seguido por Macri, con el 32,6 %.

Macri dijo que desde este lunes trabajará junto a su equipo económico para "lograr el apoyo del mundo entero para que Argentina pueda desarrollar sus distintas actividades".

"A partir de ahora, con este resultado electoral, todos tenemos que ser responsables de explicar qué es lo que queremos hacer hacia futuro porque lo que tenemos claro es que Argentina, aislada del mundo, no tiene futuro", afirmó el mandatario.

En este sentido, señaló que también la oposición debe explicar sus planes al "mundo" para que éste "pueda confiar" y para "dar estabilidad, certidumbre y que no dañe a una economía que está empezando a recuperarse lentamente".

Argentina, en recesión desde abril de 2018, registró el año pasado una caída en su PBI del 2,5 % y en los primeros cinco meses de este año la actividad económica acumuló un descenso del 3,1 %.

Argentina entró en recesión en 2018, tras dos estampidas cambiarias que desataron la inflación y llevaron al gobierno de Mauricio Macri a pactar un plan con el FMI. (Foto: Reuters)
Argentina entró en recesión en 2018, tras dos estampidas cambiarias que desataron la inflación y llevaron al gobierno de Mauricio Macri a pactar un plan con el FMI. (Foto: Reuters)

Por la crisis, el Gobierno de Macri recurrió el año pasado al Fondo Monetario Internacional (FMI), con el que acordó un auxilio financiero por US$56.300 millones a cambio de un fuerte ajuste fiscal.

El jefe de Estado recordó que Argentina tiene una "capacidad de maniobra limitada" porque es un país que, después del cese de pagos declarado a finales de 2001, "le ha costado tener crédito internacional" y "restablecer relaciones" con los mercados.

Advirtió que la "incertidumbre política le hace daño" al país y exige que todos los sectores políticos demuestren que "Argentina es un lugar en el cual se puede apostar".

"Tenemos que recorrer un camino mucho más difícil porque para Argentina se abrían millones de oportunidades distintas si se confirmaba lo que el viernes todo el mundo supuso, que íbamos a tener un muy resultado, y eso aceleraba el desarrollo económico y la llegada de financiación e inversiones, y ahora mañana es algo que nadie esperaba. Han fallado todas las encuestadoras", señaló.

Al inicio de la jornada del lunes, el tipo de cambio en Argentina subía fuerte este lunes un inusual 24,45% en la primera punta vendedora, a 60 pesos argentinos por dólar, como reacción al rotundo triunfo opositor en las elecciones primarias, dijeron operadores a Reuters.

Asimismo, los bonos offshore de Argentina colapsaron, con los bonos a 100 años del país cayendo casi un 27% en Nueva York a 54,66 centavos por dólar, según reportó Bloomberg.

(Con información de Reuters, EFE y Bloomberg)