Imagen de archivo. Un empleado de la bolsa de Corea del Sur reacciona frente a un gráfico en Seúl, 11 de marzo de 2003. (Foto: REUTERS / Kim Kyung-Hoon)
Imagen de archivo. Un empleado de la bolsa de Corea del Sur reacciona frente a un gráfico en Seúl, 11 de marzo de 2003. (Foto: REUTERS / Kim Kyung-Hoon)
Agencia Reuters

Agencia de noticias

Las bajaron el viernes, lastradas por el descenso de los productores de y , luego de que el presidente estadounidense anunció fuertes aranceles para la importación de los metales.

Los inversores se mostraban cautos además antes del Congreso Nacional Popular en Pekín y están cada vez más preocupados por los riesgos de un ciclo más acelerado de alzas en las tasas de interés de Estados Unidos.

El índice compuesto de Shanghái bajó un 0,6% a 3.254,53 unidades. El promedio CSI300 de las acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen cedió un 0,8% a 4.016,46 puntos.

En la semana, el CSI300 perdió un 1,3%, mientras que el SSEC declinó un 1%.

Trump declaró el jueves que impondría fuertes aranceles a las importaciones de acero y aluminio para proteger a los productores de Estados Unidos, lo que podría desencadenar represalias de socios comerciales como China y Europa y ayudó a provocar una ola de ventas en Wall Street.

Las acciones japonesas bajaron a un mínimo de dos semanas y medio el viernes, con un fuerte declive en siderúrgicas y fabricantes de vehículos luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que su país impondría aranceles de importación sobre el acero y el aluminio.

El mercado se vio afectado además luego de que el jefe del Banco de Japón dijo que consideraría finalizar su política monetaria ultralaxa si la inflación alcanza la meta oficial en el año que cierra en marzo de 2020, comentarios que elevaron al yen y desencadenaron una venta masiva de bonos.

El registró un descenso de 2,5% a 21.181,64 puntos, su nivel de cierre más bajo desde el 14 de febrero. En la semana el índice bajó un 3,2%.

El índice general Topix perdió un 1,8% a 1.708,34 unidades.

Trump declaró en la víspera que impondría fuertes aranceles a las importaciones de acero y aluminio para proteger a los productores de Estados Unidos, lo que podría desencadenar represalias de socios comerciales como China y Europa y ayudó a provocar una ola de ventas en Wall Street.

Lea más noticias de Economía en...