Los mercados financieros han dado violentas fluctuaciones en días recientes debido a la incertidumbre de cómo el coronavirus afectará la economía. (Foto: AFP)
Los mercados financieros han dado violentas fluctuaciones en días recientes debido a la incertidumbre de cómo el coronavirus afectará la economía. (Foto: AFP)
Agencia AP

Agencia de noticias

Las acciones en la Bolsa de Nueva York (NYSE) cerraron con sólidas ganancias este martes después de que el presidente Donald Trump prometió “ir en grande” con los planes para mitigar el dolor económico causado por la pandemia de coronavirus.

Pese al incremento, Wall Street no recuperó ni la mitad de lo que perdió el lunes, cuando tuvo su mayor caída en más de tres décadas.

Al cerrar operaciones, el índice S&P 500 subió 6% y el Dow Jones ganó 5,2%. El índice compuesto Nasdaq, que reúne a las tecnológicas más importantes, avanzó un 6.23%

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo hoy que el gobierno tiene la intención de enviar cheques de ayuda a los estadounidenses en las próximas dos semanas.

Más temprano, la Reserva Federal (Fed) desempolvó un programa que utilizó en la crisis financiera de 2008 para apuntalar al mercado de préstamos a corto plazo.

Los mercados financieros han dado violentas fluctuaciones en días recientes debido a la incertidumbre de cómo el coronavirus afectará la economía.

Las medidas presentadas por varios países horas antes del cierre de los mercados para hacer frente a los efectos del COVID-19 en la economía animó a los inversionistas de todo el mundo.

Según medios estadounidenses, el Gobierno presentará un paquete de estímulo fiscal que podría superar los US$850.000 millones.

En Reino Unido, el ministro de Economía, Rishi Sunak, adelantó que su Gobierno ofrecerá a las empresas afectadas por la epidemia préstamos respaldados por el Estado por un importe de 360.000 millones. En la misma línea, el titular de Economía y Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, ha presentado un paquete de ayudas para empresas y trabajadores por 45.000 millones de euros.

En paralelo, los bancos centrales siguen actuando, aunque, hasta ahora, sus medidas no habían devuelto la calma a los inversores.

Pese a la coincidencia en el tiempo de estas medidas y del rebote experimentado por las bolsas, los analistas no están seguros de que se trate de un cambio de tendencia.