¿Servir en el BCRP?, por Jaime Serida
¿Servir en el BCRP?, por Jaime Serida
Luis Fernando Alegría

El directorio del Banco Central de Reserva () acordó mantener sin cambios la de política monetaria en 3,25%, en línea con lo esperado por el mercado.

La autoridad monetaria explicó que esta postura considera, en primer lugar, la trayectoria a la baja de la inflación; que en noviembre se ubicó en 1,54% en términos interanuales.

En ese sentido, el BCR proyecta que el aumento de precios converja al centro de su rango meta (2%) a finales del 2018, explicó en un comunicado.

El segundo factor considerado son las expectativas de inflación, las cuales también están disminuyendo y en los siguientes meses alcanzarían el 2%, estimó el instituto emisor.

El BCR también apuntó que la actividad económica todavía está continúa relativamente débil, pues el crecimiento del PBI está debajo de su potencial. Sin embargo, indicó que se viene dinamizando por el mayor gasto de los sectores público y privado.

Finalmente, el BCR afirmó que su directorio se encuentra atento a la nueva información sobre la inflación y sus determinantes para considerar, de ser necesario, “modificaciones en la posición de su política monetaria”.

REACCIONES
La decisión de ayer fue complicada debido a que la inflación esperada se hace cada vez menor, pero esta pausa en la expansión monetaria era esperable, afirmó Hugo Perea, economista jefe para Perú del .

Sin embargo, observó que la tendencia a la baja de las expectativas de inflación podrían presionar a que las tasas de interés de corto plazo en la economía suban; lo que haría necesario que el BCR vuelva a disminuir su tasa clave.

“Si las expectativas siguen corrigiendo a la baja, habría una reducción de la tasa de referencia. No descartaría una o dos reducciones hasta marzo”, sostuvo.

En esa línea coincidió Carlos Oliva, director de la Maestría en Gestión Pública de la Universidad del Pacífico, quien consideró que la decisión del BCR es cauta y correcta, pero la recuperación todavía es tenue.

“Dado que la inflación está controlada, hay espacio para reducir la tasa en algún momento del próximo semestre. Yo esperaría una o un par de reducciones de tasas en un cuarto de punto para apuntalar la demanda interna”, comentó Oliva.

Sin embargo, la previsión de que la autoridad monetaria pueda tomar una postura más expansiva en los próximos meses no es unánime entre los economistas. Para Roberto Melzi, vicepresidente de Inversiones de AFP Integra, el escenario base es que la tasa de interés se mantenga en los próximos meses.

Para que haya cambios en la postura del BCR, prevé que tendría que haber algún cambio en las perspectivas de la recuperación de la economía. “En la medida en que eso no ocurra, no es obvio que se vaya a mover la tasa de interés”, dijo.

FACTORES DE RUIDO
En los últimos dos días han surgido nuevas tensiones políticas que podrían golpear las expectativas empresariales y, de esa manera, la recuperación de la inversión privada podría tener un alto prematuro.

Si esto se materializa, Melzi sostiene que eso gatillaría una postura más expansiva del BCR, pero Oliva cree que es muy poco lo que la autoridad monetaria podría hacer para revertirlo.

Otro tema a considerar es que, con las subidas de tasas de interés en Estados Unidos, la brecha respecto a la tasa del BCR se ha reducido y ello podría generar la salida de capitales y presiones para que el tipo de cambio suba, indicó Oliva.

“En algún momento va a tener que balancearse eso: si baja la tasa para apoyar la demanda interna, no la puede bajar tanto porque eso hace que suba el tipo de cambio y aumenta la inflación”, apuntó.

Respecto a esto, Perea se mostró optimista. Si el BCR sigue un camino distinto al de la FED, habría volatilidad cambiaria, a la que se puede hacer frente con las reservas internacionales acumuladas por el BCR.
“El BCR tiene experiencia y holgura para hacer política independiente, pero no es un margen irrestricto”, concluyó.

Lea más noticias en economía...