El sol peruano “ha demostrado ser extremadamente resistente a la incertidumbre local y global”. (Foto: flickr.com/derekl)
El sol peruano “ha demostrado ser extremadamente resistente a la incertidumbre local y global”. (Foto: flickr.com/derekl)
Redacción EC

Durante el 2019, la se fortaleció 1,7% respecto del , pese a un entorno internacional dominado por los vaivenes de la ; siendo la divisa más estable de América Latina.

En esa misma línea, para este 2020, el sería menor a lo esperado previamente, según el Área de Estudios Económicos de .

El año pasado, el banco esperaba que el dólar cerrara en S/3,42 a finales del 2020. Sin embargo, ahora estiman que cerraría en S/3,35.

Esta revisión se sostiene en que el tipo de cambio terminó el 2019 a un menor nivel al esperado (S/3,31 vs. S/3,35), junto con la fuerza continua del sol, y una mejora relativamente inesperada en los términos de intercambio.

Los términos de intercambio se vienen recuperando. Están en terreno positivo desde julio de 2019, impulsados por la recuperación de los precios de los metales y por el descenso de los precios de importación.

Así, las previsiones del banco son favorables para el precio del cobre, que tras una caída en el precio promedio de 7,7% en el 2019, pasaría de un promedio anual de $2,72 por libra a $2,80 por libra en el 2020. En tanto, en el caso del oro, tras un aumento promedio de 10% en el 2019, pasaría de $1,393 por onza a $1,525 por onza en promedio en el 2020.

RIESGOS

“La incertidumbre global, una reversión en los precios de los metales o el mayor ruido político local (el período de elecciones comenzará en serio a finales de 2020), son riesgos a tener en cuenta”, señala el reporte del Área de Estudios Económicos de Scotiabank.

No obstante, añade que el sol peruano “ha demostrado ser extremadamente resistente a la incertidumbre local y global”.