Los futuros del oro en Estados Unidos caían un 0,9%. (Foto: Reuters)
Los futuros del oro en Estados Unidos caían un 0,9%. (Foto: Reuters)
Agencia Reuters

Agencia de noticias

Los precios del oro caían el viernes por una toma de ganancias, luego de que el lingote trepara un 1% en la víspera, pero el metal recibía algo de respaldo debido a que las crecientes preocupaciones por la rápida propagación del coronavirus elevaban las expectativas de recortes de tasas de interés.

El oro al contado perdía un 0,9% a US$1.627,96 la onza a las 1023 GMT. Mientras que, los futuros del oro en Estados Unidos caían un 0,9% a US$1.625 la onza.

En ese sentido, el oro ha ganado casi un 3% en lo que va de mes, su tercer aumento mensual consecutivo. Los precios alcanzaron un máximo de 7 años de US$1.688,66 a principios de esta semana.

“Este virus se está volviendo mucho más grave (...) La gente está preocupada de que pueda haber una necesidad de más medidas de estímulo, lo que significa tasas (de interés) más bajas”, dijo John Sharma, economista del National Australia Bank, agregando que los altos precios provocaron una toma de ganancias.

Los analistas creen ahora que la Reserva Federal de Estados Unidos reduciría las tasas de interés tan pronto como el próximo mes, para amortiguar el impacto del virus en la economía. Los costos de endeudamiento más bajos en el país norteamericano suelen encarecer la inversión en lingotes para compradores del exterior.

Los mercados bursátiles mundiales se encaminan a cerrar su peor semana desde la crisis financiera de 2008, debido a que los inversores se preparaban para el impacto del virus en el crecimiento económico.

Países de tres continentes informaron sus primeros casos de coronavirus el viernes y la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el mundo debía prepararse para combatir el virus.

Entre otros metales preciosos, el paladio cedía un 2,6% a US$2.770,03 la onza, pero avanzaba hacia su mayor alza mensual desde noviembre de 2016. El platino bajaba un 1,9% a US$881,96 dólares, rumbo a su mayor descenso en una semana desde septiembre de 2011. La plata perdía un 2,7% a US$17,22 y se dirigía a cerrar el peor de los últimos tres meses.