Según el escenario, 35 países cruzarían lo que llamaron “umbrales de riesgo del servicio de la deuda”, en comparación con los 22 actuales, y el número en África subsahariana aumentaría de 10 a 18.
Según el escenario, 35 países cruzarían lo que llamaron “umbrales de riesgo del servicio de la deuda”, en comparación con los 22 actuales, y el número en África subsahariana aumentaría de 10 a 18.
/ Nicholas Seun Adatsi
Agencia Bloomberg

Es posible que los países en desarrollo necesiten conseguir hasta US$2,5 mil millones en cinco años para cubrir los costos del servicio de la deuda externa a medida que suben las tasas de interés y los países más pobres luchan por refinanciar los préstamos, según un modelo de .

Los hallazgos publicados por el grupo de expertos con sede en París y respaldados por la Fundación Bill & Melinda Gates suponen que las tasas de interés aumentarán en 400 puntos básicos desde los niveles de 2019 y que se observará una depreciación del 10% en las monedas frente al dólar. Evaluó las condiciones en 113 países, pero no incluyó a China ni Rusia porque los datos no estaban disponibles.

“Los costos actuales de financiamiento hacen que el servicio de la deuda sea difícil de sostener, con un pico esperado en 2024-25″, según los autores de un artículo basado en el modelo titulado . “Si tales condiciones se mantuvieran, una crisis de liquidez significativa se convertiría rápidamente en una crisis de solvencia generalizada”.

Los países en desarrollo, con fuentes de ingresos más débiles, han sido los más afectados por las alzas de las tasas de interés y el aumento de los préstamos —a causa de las conmociones que incluyen la pandemia de covid-19 y la invasión de Rusia a Ucrania— que han elevado los precios mundiales de los alimentos y la energía.

Una mayor proporción de la deuda de los países más pobres ahora se debe a prestamistas comerciales, que ofrecen vencimientos más cortos, y los mercados de capital se han cerrado ampliamente para muchos Gobiernos.

Se espera que el stock de deuda total de esas naciones aumente a US$4,3 mil millones en 2026, frente a US$2,9 mil millones el año pasado y a US$2 mil millones en 2016, dijeron Charles Albinet y Martin Kessler, los autores del artículo.

Según el escenario, 35 países cruzarían lo que llamaron “umbrales de riesgo del servicio de la deuda”, en comparación con los 22 actuales, y el número en África subsahariana aumentaría de 10 a 18.

Los países de ingresos medios a bajos, una categoría que incluye naciones que van desde Ghana hasta El Salvador, verían un aumento en su proporción mediana entre el servicio de la deuda e ingresos del 10% al 15% en 2020, una cantidad que para algunas naciones superaría sus presupuestos de salud y educación.

Algunos países podrían chocar con los llamados muros de deuda a medida que vencen los pagos. África subsahariana, excluida Sudáfrica, verá un aumento en las amortizaciones de eurobonos a entre US$9.000 millones y US$10.000 millones en 2024 y 2025, en comparación con los US$2.500 millones de 2019. Las naciones latinoamericanas deberán pagar US$17.500 millones en amortizaciones en 2025, frente a los US$9.000 millones de 2023.

“Si las condiciones actuales continuaran, podría materializarse una crisis de deuda generalizada, especialmente en África subsahariana y en los países de ingresos medios a bajos en general”, advirtieron los autores.

Será necesario diseñar estrategias para evitar las crisis de deuda, agregaron.

“Para muchos países, el peligro real proviene del aumento del servicio de la deuda. Por lo tanto, es esencial reducir el costo de la deuda y la resiliencia ante los choques”, dijeron. “Algún tipo de indulgencia y renovación de la deuda permitirá un respiro durante este choque. Será importante desarrollar la capacidad para reprogramar los pagos de la deuda”.

La cantidad de ayuda de las instituciones financieras de desarrollo oficiales globales deberá “incrementarse”, dijeron.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más