Moody's: Rigidez laboral es un gran reto para el Perú
Moody's: Rigidez laboral es un gran reto para el Perú
Redacción EC

(AFP) Las leyes laborales chinas restringen las posibilidades de encontrar trabajo y de adaptar la formación de la mano de obra a las necesidades económicas del país, aseguró el ministro de Finanzas de China.

La ley sobre los contratos de trabajo, adoptada en 2007 para limitar la capacidad de las empresas a despedir trabajadores, acabó siendo contraproducente porque bloquea el acceso al mercado laboral de los jóvenes trabajadores, afirmó el ministro de China, Lou Jiwei.

Los comentarios de Lou, formulados al margen de la Asamblea Nacional Popular de China, se inscriben en un debate de alcance mundial entre quienes preconizan una flexibilización laboral para facilitar la contratación y quienes defienden los derechos laborales existentes.

El sistema comunista de China garantizaba hasta los años 80 empleo, vivienda y cobertura de salud a millones de trabajadores de sus instituciones y empresas urbanas.

Las reformas impulsadas desde entonces -con el nombre de "socialismo con características chinas"- generaron un rápido crecimiento económico, pero muchas ramas productivas -principalmente en el sector estatal- siguen sufriendo de un exceso de mano y de inadaptación al mercado.

Lou subrayó que "el objetivo inicial" de la ley de 2007 era "proteger a los trabajadores, pero al final terminó perjudicando los intereses de muchos de ellos". Además, agregó, esa legislación "puede provocar un alza rápida de los salarios" y llevar a empresas a deslocalizar su producción en países con menores costos productivos.

"¿Quiénes resultan perjudicados al final? Los trabajadores", pues esa situación "reduce las oportunidades de empleo", proclamó el ministro, quien defiende la flexibilización laboral.

Lou se abstuvo de preconizar reformas específicas, limitándose a decir que su ministerio "debe señalar los problemas que ve, porque estos tienen un impacto en la economía en su conjunto".