Arabia Saudita, Irán e Irak, en conjunto, extrajeron el mes pasado más de 16 millones de barriles de petróleo al día.
Arabia Saudita, Irán e Irak, en conjunto, extrajeron el mes pasado más de 16 millones de barriles de petróleo al día.
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

El petróleo retrocedió desde un máximo de tres meses enmientras los operadores esperaban para ver si el conflicto entre Estados Unidos e Irán provocaría una interrupción en los suministros de crudo de.

Los futuros del crudo brent cayeron por debajo de US$69 por barril después de avanzar por dos días luego de un ataque aéreo estadounidense contra un general iraní, que hizo subir los precios por encima de US$70 por primera vez desde septiembre. Mientras Fars, la agencia de noticias semioficial de Irán, indicó que la República Islámica está evaluando 13 ‘escenarios’ para posibles represalias contra EE.UU., y si bien la Casa Blanca ordenó enviar nuevas fuerzas al Medio Oriente, las exportaciones de petróleo de la región continúan sin impedimentos por ahora.

Ha sido un agitado inicio de 2020 para el mercado petrolero, luego de que el ataque aéreo de EE.UU. -que se produjo después de meses de tensiones entre Washington y Teherán, y el ataque en septiembre pasado en las instalaciones de procesamiento de Abqaiq, en Arabia Saudita- reavivara los temores de un conflicto en la región productora de petróleo más importante del mundo. El crudo mantiene un alza de 4% desde el ataque, pero será necesaria una gran interrupción en la producción para mantener los precios elevados, según Goldman Sachs Group Inc.

El crudo brent caía 42 centavos, o 0,6%, a US$68,49 el barril en la bolsa ICE Futures Europe a las 10:28 a.m. en Londres. El contrato cerró el lunes con un alza de solo 0,5% después de subir previamente hasta 3,1% en el día durante las negociaciones del mercado. Los futuros del crudo West Texas Intermediate perdieron 38 centavos, o 0,6%, a US$62,89 por barril en la Bolsa de Nueva York.

Los mercados de crudo todavía tienen una cómoda reserva de suministros en caso de que haya una interrupción. La OPEP mantiene enormes cantidades de capacidad adicional después de reducir los suministros durante la mayor parte de los últimos tres años, mientras que EE.UU. hace poco informó los resultados de sus primeros meses como exportador neto de petróleo en aproximadamente siete décadas.

Los compradores de petróleo continúan cautelosos de que la participación de Irak en la disputa pueda interrumpir las exportaciones del segundo mayor productor de la OPEP. Si bien no ha habido amenazas materiales a la producción de petróleo de Irak, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha amenazado con fuertes sanciones contra el país si sigue adelante con una votación en el Parlamento para expulsar a las fuerzas extranjeras. Desde entonces, el secretario de Defensa de EE.UU. ha insistido en que el país norteamericano no ha tomado la decisión de abandonar el país.

Arabia Saudita, Irán e Irak, en conjunto, extrajeron el mes pasado más de 16 millones de barriles de petróleo al día. La mayoría de sus exportaciones salen del golfo Pérsico a través del estrecho de Ormuz, una estrecha vía fluvial que Irán ha amenazado en reiteradas ocasiones con cerrar si hay una guerra.

“El año está comenzando con lo que podría equivaler a una gran dosis de factores alcistas, a medida que el riesgo geopolítico finalmente está siendo considerado en el mercado”, señalaron en un informe los analistas Ed Morse y Francesco Martoccia, de Citigroup Inc. El banco elevó sus proyecciones para los precios del petróleo este año.