(Foto referencial: News)
(Foto referencial: News)
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

Por estos días, la privada en Estados Unidos es solo para los niños ricos. Mientras la tasa de matrícula para los niños de familias de ingresos medios en las escuelas primarias privadas estadounidenses ha disminuido significativamente durante las últimas cinco décadas, el nivel para las familias de altos ingresos ha sido bastante estable, según un estudio de la Oficina Nacional de Investigación Económica publicado este mes, una tendencia que podría llegar a perpetuar la creciente grieta de riqueza de la nación.

El cambio es más evidente en las áreas urbanas, donde la brecha de matriculación entre los niños de familias de ingresos altos y medianos aumentó de 5 puntos porcentuales en 1968 a 19 puntos en 2013, según el estudio, que usó datos de encuestas nacionales sobre la matrícula escolar primaria privada por ingresos familiares durante el último medio siglo.

Parte del descenso en la matrícula de la clase media coincidió con el cierre de muchas escuelas católicas, aunque no está claro cuánto de eso se debió a los cambios en la composición religiosa de las ciudades y cuánto provenía de la lucha de la Iglesia Católica para mantener escuelas con las mismas tasas de matrícula relativamente bajas que las parroquias han ofrecido históricamente.

Pero no solo los cierres de las escuelas católicas causan la caída en la matrícula de clase media. El aumento de la matrícula ha mantenido la educación de la escuela privada fuera del alcance de la mayoría de las familias estadounidenses, para quienes el ingreso de los hogares ha aumentado a un ritmo mucho más lento.

"La combinación de la creciente desigualdad de ingresos y el aumento de las matrículas ha hecho que las familias de clase media no puedan pagar la educación privada", dijo Sean Reardon, profesor de pobreza y desigualdad en la educación de la Universidad de Stanford, y coautor del estudio con el economista de la Universidad de Harvard Richard Murnane.

Medida en dólares de 2015, la matrícula promedio en las escuelas primarias privadas no sectarias –donde el porcentaje de estudiantes de familias de altos ingresos ha aumentado sustancialmente– subió de US$4.120 en 1979 a US$22.611 en 2011, según el documento.En tanto en 2015 el ingreso real de las familias del percentil 90 de la distribución del ingreso fue 65% más alto que en 1973, las familias del percentil 50 vieron solo un aumento de 21% y las del percentil 20 sufrieron una caída de 8%, señalan los autores.

Viviendas caras en suburbios
Las familias de mayores ingresos "viven cada vez más en los suburbios o inscriben a sus hijos en escuelas privadas", escriben los autores en el informe, y explican cómo, para muchas familias acomodadas, tiene más sentido económicamente comprar viviendas más caras en los suburbios donde hay escuelas públicas de mejor calidad, en lugar de enfrentar gastos de matrícula crecientes cada año.

Menos del 10% de los niños estadounidenses asiste a un colegio de primaria o secundaria privado, señalan los autores. Sin embargo, los cambios en la matrícula en las últimas décadas reflejan cómo el aumento de la desigualdad en la riqueza familiar ha contribuido a la creciente segregación escolar basada en el ingreso.

Los autores también señalan que los padres que envían a sus hijos a escuelas privadas pueden estar menos involucrados en la calidad de sus colegios públicos locales. Y si los niños de las escuelas privadas reciben o no una educación superior, de todos modos, estos chicos están creando relaciones con compañeros de familias ricas y bien conectadas que podrían resultar invaluables años más tarde en un mercado de trabajo competitivo.

Lea más noticias de Economía...

TAGS RELACIONADOS