Estados Unidos: producción industrial se recuperó en febrero
Estados Unidos: producción industrial se recuperó en febrero
Redacción EC

La producción manufacturera de Estados Unidos registró en febrero su mayor alza en seis meses y la actividad fabril en el estado de Nueva York se expandió, en las más recientes señales de que la mayor economía del mundo se acelera tras verse perjudicada por un clima invernal severo.

La producción del sector manufacturero aumentó 0,8% el mes pasado, indicó hoy la (FED), su mayor subida desde agosto, tras haber caído en enero un 0,9%, su mayor retroceso desde mayo de 2009.

En otro informe, la FED de Nueva York dijo que su índice "Empire State" de condiciones generales de negocios avanzó a 5,61 en marzo desde 4,48 en febrero. Hubo un incremento en los nuevos pedidos, los envíos y los inventarios.

"Las fábricas estadounidenses parecieron recuperar el tiempo perdido. Esto ofrece alguna esperanza de que estemos empezando a superar el período de actividad afectada por el clima", dijo Jennifer Lee, una economista de BMO Capital Markets en Toronto.

Los datos manufactureros se sumaron a otros reportes, como de ventas minoristas y empleo, que han sugerido que la economía recupera fortaleza tras frenarse abruptamente al fina del 2013 y comienzos de este año debido a un frío poco común.

"Los productores de manufacturas se vuelven más optimistas sobre una inminente mejoría de la actividad económica, lo que sugiere una mejor perspectiva de crecimiento económico tras la debilidad del primer trimestre", dijo Gennadiy Goldberg, un economista de TD Securities en Nueva York.

La producción minera subió 0,3% el mes pasado pero la de los servicios públicos bajó el 0,2%. El aumento en manufacturas y minería ayudó a elevar la producción industrial total en un 0,6% en febrero.

La producción total de enero fue rectificada para mostrar un descenso del 0,2% en lugar de la caída de 0,3% reportada anteriormente. 

El uso de la capacidad industrial subió al 78,8 por ciento en febrero desde un 78,5 por ciento en enero. Aún así, estuvo 1,3 puntos porcentuales debajo de su promedio de largo plazo.

Los responsables de la FED miran este indicador para tener una idea de cuánto margen disponible queda en la producción económica, y por lo tanto, cuánto espacio hay para que se acelere el crecimiento sin que se vuelva inflacionario.