Jerome Powell, presidente de la Fed. (Foto: Reuters)
Jerome Powell, presidente de la Fed. (Foto: Reuters)
Agencia Europa Press

Agencia de noticias

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (), Jerome Powell, alertó que la variante ómicron del COVID-19 entraña nuevos riesgos para las perspectivas económicas del país, para el mercado de trabajo y para la senda de inflación durante los próximos meses.

“El reciente incremento en los casos de COVID-19 y el surgimiento de la variante ómicron plantea riesgos a la baja para el empleo y la actividad económica y eleva la incertidumbre por la inflación”, subrayó Powell en el discurso inicial que pronunciará durante su comparecencia ante la Comisión de Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos del Congreso.

MIRA: Estados Unidos: La Fed empezará a reducir su estímulo monetario a partir de este mes

El banquero central apuntó que las mayores preocupaciones por el virus podrían reducir la predisposición de los ciudadanos a trabajar en persona, lo que ralentizaría la recuperación del mercado laboral e “intensificaría” los problemas todavía persistentes de la cadena de suministros.

Pese a todo, Powell indicó que las estimaciones de la Fed todavía apuntan a que la inflación “bajará significativamente” durante el próximo año según se vayan resolviendo los desequilibrios de oferta y demanda.

No obstante, y aunque observó que es “difícil” predecir los problemas de suministro, señaló también que “parece que los factores que empujan al alza la inflación durarán hasta bien entrado el próximo año”.

“Entendemos que la inflación elevada impone cargas significativas, especialmente para aquellos menos capaces de cumplir con los mayores costes de bienes esenciales como alimentos, vivienda o transporte. Estamos comprometidos con nuestro objetivo de estabilidad de precios. Usaremos nuestras herramientas para apoyar la economía y un sólido mercado laboral, así como para prevenir que se afiance una inflación elevada”, dijo el banquero central.

TE PUEDE INTERESAR