Inversores evaluaban el miércoles un resultado menos claro de lo esperado en las elecciones de mitad de mandato de Estados Unidos. (Foto Getty)
Inversores evaluaban el miércoles un resultado menos claro de lo esperado en las elecciones de mitad de mandato de Estados Unidos. (Foto Getty)
Agencia Reuters

Los inversores evaluaban el miércoles un resultado menos claro en las elecciones de mitad de mandato de Estados Unidos, ya que un desempeño mejor de lo esperado de los demócratas enturbió las perspectivas en asuntos como el gasto fiscal y la regulación.

El control del Congreso continúa en juego a primera hora del miércoles, con muchas de las contiendas más competitivas sin dirimirse aún, lo que no dejaba claro si los republicanos romperían el tenue dominio demócrata. Las perspectivas de una “ola roja” se habían evaporado, aunque los republicanos seguían siendo favoritos para ganar la mayoría en la Cámara de Representantes.

Los principales índices de Wall Street abrieron a la baja, mientras que el dólar subía frente a una cesta de seis destacadas divisas. El rendimiento de los bonos referenciales a 10 años del Tesoro estadounidense, que se mueven de forma inversa a los precios, subía.

Estamos en una situación algo diferente y parece que la presidencia de Biden no ha recibido un golpe masivo por estas elecciones de mitad de mandato, por lo que los mercados están en modo de espera”, dijo Danni Hewson, de AJ Bell en Londres.

Aunque las preocupaciones macroeconómicas y la política monetaria de la Reserva Federal han sido las fuerzas dominantes de los movimientos del mercado este año, la política del Capitolio podría influir en los precios de los activos.

Si los republicanos consiguen hacerse con el control de la Cámara de Representantes, significará un gobierno dividido con el demócrata Joe Biden en la Casa Blanca, un resultado que históricamente ha ido acompañado de un rendimiento positivo de las bolsas a largo plazo.

Analistas de Morgan Stanley escribieron esta semana que un buen resultado republicano podría disipar las preocupaciones de los inversores sobre un aumento del gasto fiscal que exacerba la inflación y aumentar las posibilidades de que el partido congele el gasto a través del techo de la deuda. Esto podría respaldar un repunte de los bonos del Tesoro a 10 años y ayudar a las acciones a extender sus recientes ganancias, dijeron.

Históricamente, las acciones han tendido a ir mejor bajo un gobierno dividido cuando un demócrata está en la Casa Blanca, y los inversores atribuyen parte de ese rendimiento a la paralización política que impide cambios políticos importantes.

El retorno medio anual del S&P 500 ha sido del 14% en un Congreso dividido y del 13% en un Congreso republicano bajo un presidente demócrata, según datos desde 1932 analizados por RBC Capital Markets. Esto se compara con el 10% cuando los demócratas controlaban la presidencia y el Congreso.

Los analistas pronosticaron una reacción negativa de la renta variable si los demócratas lograban mantener las mayorías en la Cámara de Representantes y el Senado, y expertos de Goldman Sachs dijeron que existiría el riesgo de que las subidas adicionales de los impuestos de sociedades pesasen sobre los beneficios y el riesgo de que las tasas de interés fuesen más altas para contrarrestar el probable gasto adicional.

Una situación de bloqueo sería más positiva, según los analistas.

Para los mercados, una administración bloqueada debería ser positiva para la renta variable, dado que facilita un poco la tarea de la Fed”, sostuvo Stuart Cole, de Equiti Capital.

Con información de Reuters