Redacción EC

Uno tiene que estar preparado para lo que sea cuando acude a una entrevista de trabajo.

Esa es la lección que se desprende de la lista que acaba de publicar Glass Door, una página web estadounidense en la que empleados y exempleados analizan la empresa en la que trabajan o trabajaban, así como su gestión.

El índice en cuestión incluye las preguntas más extrañas y quizá por ello más difíciles planteadas a los candidatos a un puesto en un gigante tecnológico como , Apple, IBM, entre otros. Ante ellas, de poco parece servir la formación y la experiencia.