Shakira y Jennifer López se aseguraron de que nadie olvide su performance. (Foto: Blu radio)
Shakira y Jennifer López se aseguraron de que nadie olvide su performance. (Foto: Blu radio)
Redacción EC

La polémica sobre qué quisieron representar y con su coreografía y atuendos en el show del o cómo un evento estadounidense pasó a ser uno bilingüe son algunas preguntas presentes en las conversaciones de hoy en Estados Unidos, que celebra por segunda vez lo que se conoce como el Día Nacional de la Resaca del fútbol americano.

Esto pues según las estadísticas de Workforce Institute, unos 17 millones de personas faltaron al trabajo este lunes, lo que demuestra la gran celebración que significa la final de la NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano). Aunque pocos han analizado las razones de la victoria de los Chiefs de Kansas City sobre los 49ers de San Francisco.

Así, la atención de diversos medios, entre diarios, revistas e incluso redes sociales está orientada al primer espectáculo del medio tiempo en el que se habló y cantó en español y en el que se presentó una mezcla de música clásica, rock pesado, pop latino, afrobeat y salsa.

No sorprende entonces que el show haya sido considerado polémico, sobre todo por la performance de Shakira y JLo, quienes iban cambiando piezas de vestuario cada vez más atrevidas.

Por ello, el sitio web de noticias de extrema derecha Breitbart News, que apoya incondicionalmente al presidente Donald Trump, ha difundido un video -en el que se juntaron todas las tomas de los movimientos más sensuales de las dos estrellas- con el texto "el 'strip show' y el agarre de la entrepierna en el medio tiempo recuerda que la NFL está en contra de convertir a las mujeres en un objeto".

Asimismo, en las redes se vieron también protestas contra el espectáculo, en las que usuarios lo han llamado "obsceno" o que va "contra los valores familiares".

No obstante, a modo de respuesta, otros recordaron la presentación del 2019 de Adam Levine, el cantante de la banda Maroon 5, quien salió sin camisa y agarrándose los genitales. "Sobre esto no dijeron nada. ¿Doble mensaje?", escribió una usuaria, de nombre Jessica Lynn.

Sumado a ello, se manifestó el rechazo por la decisión de las artistas de hacer un espectáculo bilingüe. Por lo que para aplacar estás discusiones, la propia NFL señaló que la selección de Shakira y JLo para el show del descanso forma parte de los esfuerzos de la organización para demostrar que sí están a favor de la diversidad cultural.

Todo esto después de los escándalos provocados por el movimiento iniciado por el jugador Colin Kaepernick en el 2016, quien se arrodilló durante el himno nacional para protestar contra la injusticia racial, y que provocó la ira de Trump.

LA OTRA CARA DE LA MONEDA

El diario The New York Time y la revista The Atlantic aplaudieron a las artistas por haber logrado "la titánica tarea" de representar la diversidad y pluriculturalidad de los latinos en el escenario.

Además, resaltaron cómo en el segmento del final Emme Muñiz, la hija de López y su exesposo Marc Anthony, debutó como cantante ante una audiencia mundial cantando una versión acústica del éxito de su madre "Let's Get Loud".

La niña de 11 años y otras pequeñas aparecieron en el escenario en un armazón de luz, que inicialmente parecían flores, hasta que un acercamiento de las cámaras permitió interpretar que escenificaban jaulas, que muchos consideraron una crítica a la política de inmigración del Gobierno de Estados Unidos, que incluye separación de familias en la frontera y la detención de niños.

En tanto, Shakira la acompañó en la batería y luego con su voz, para que luego López apareciera con una capa de plumas que por fuera era la bandera estadounidense. Pero luego, cuando la niña comenzó a cantar el coro de la canción de Bruce Springsteen "Born in the USA", JLo abrió su vestuario y se vio la bandera puertorriqueña.

El resto de los artistas en el escenario, incluyendo más de un centenar de bailarines y los artistas urbanos J Balvin y Bad Bunny, mandaron mensajes de unión con sus movimientos, su ropa y hasta sus nacionalidades. Shakira y López terminaron su concierto abrazadas y el público eufórico.

(Con información de EFE)