Redacción EC

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) y el  anunciaron hoy un acuerdo con ) por el escándalo de los motores diésel trucados del fabricante alemán, así como la presentación de cargos de seis de sus ejecutivos.

Según informaron, el fabricante de automóviles está dispuesto a pagar US$4.3 mil millones en penalidades civiles y criminales, con lo que el costo total del escándalo a Volkswagen en EE.UU. asciende a US$20 mil millones, convirtiendo el caso en uno de los más costosos escándalos corporativos en la historia.

El diario financiero Financial Times apuntó que de esta manera, Volkswagen resolverá la investigación del Departamento de Justicia estadounidense sobre el escándalo de emisiones de diesel, que viene afectando al fabricante de automóviles alemán durante los últimos 15 meses.

La Fiscal General de los Estados Unidos Loretta Lynch y la Administradora de la EPA, Gina McCarthy, dieron una conferencia de prensa en Washington, Estados Unidos. (Foto: Reuters)

"Los intentos de Volkswagen para esquivar los estándares de emisiones e importar vehículos falsamente certificados en el país representa una atroz violación de nuestras leyes medioambientales, protección al consumidor y financieras", señaló la fiscal general Loretta Lynch al anunciar la multa acordada en rueda de prensa.

Asimismo, la fiscal general indicó que seis ejecutivos de VW también han sido acusados en relación con el escándalo desatado; incluyendo a Oliver Schmidt, quien fue arrestado el lunes en el estado de Florida. 

Volkswagen se declaró formalmente culpable de cargos de conspiración para cometer fraude electrónico y violar la Ley de Aire Limpio, los controles de aduana y por obstrucción a la justicia.

Según The New York Times, la mayoría de los 600.000 coches implicados, que estaban equipados con softwares trucados de emisiones, fueron importados de Alemania o México.

TAGS RELACIONADOS