(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)
Franco Balza Tassara Cánepa

Redactor de la sección Economía y Día1

franco.balza@comercio.com.pe

La compañía brasileña presentó el martes 4 de febrero una demanda ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones () del contra el Estado peruano por el valor de los activos del . Para comprender esta situación, es relevante entender qué es el Ciadi y cuándo se recurre a esta instancia.

Este centro (Ciadi) fue creado mediante el Convenio sobre Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones entre Estados y Nacionales de Otros Estados (Convenio CIADI), explica Álvaro Aguilar, secretario general del Centro de Arbitraje de AmCham Perú.

“El Convenio Ciadi es un tratado internacional firmado en Washington en 1965, como parte de los esfuerzos del Banco Mundial para promover la inversión internacional. La particularidad de este sistema es que permite a un privado demandar internacionalmente a un Estado”, detalla Aguilar.

¿EN QUÉ CASOS SE RECURRE AL CIADI?

Cuando se acude al Ciadi es porque se requiere de un arbitraje debido a una controversia entre un inversionista y un Estado, señala Alfredo Bullard, socio del estudio Bullard, Falla, Ezcurra +.

El Ciadi, dependiente del Banco Mundial, es donde se resuelven por arbitraje muchas de las disputas entre multinacionales y estados. (Foto: AP)
El Ciadi, dependiente del Banco Mundial, es donde se resuelven por arbitraje muchas de las disputas entre multinacionales y estados. (Foto: AP)

“En términos generales, el inversionista recurre al Ciadi cuando cree o estima que se han vulnerado las garantías que el Estado le ha otorgado para hacer su inversión. Esas garantías pueden estar en un tratado, en un contrato o en la ley del país”, indica Bullard.

Por su parte, Aguilar menciona que comúnmente un inversionista recurre al Ciadi invocando un tratado de protección que ha suscrito el Estado al que este pertenece con el Estado receptor de la inversión.

Estos tratados, explica Aguilar, protegen básicamente a los inversionistas de expropiaciones ilegales o de la realización de algún acto arbitrario que menoscabe dicha inversión. “Por ejemplo, el retiro injustificado de la licencia que le permitía operar”, agrega.

También se puede recurrir al Ciadi cuando el contrato de inversión (por ejemplo, un contrato de concesión) incluye una cláusula arbitral bajo la administración de esa institución.

“En estos casos, lo que se discute normalmente ante el Ciadi es el cumplimiento de obligaciones contractuales y, por tanto, los tribunales arbitrales van a resolver sobre la base del derecho aplicable a dicho contrato, que suele ser el derecho interno del país receptor de la inversión. En el Perú, únicamente pueden someter controversias ante el Ciadi, a través de un contrato, el gobierno central y Perú - Petro", precisa Aguilar.

Cabe mencionar que un arbitraje en el Ciadi, según Bullard, suele demorar más de tres años. “No es extraño que un arbitraje en el Ciadi pueda demorar seis años en ser resuelto. Incluso, hay casos que han durado 20. Es un litigio largo y complejo”, puntualiza.

Contingencias del Estado peruano en el Ciadi
Contingencias del Estado peruano en el Ciadi