Leslie Salas Oblitas

Son pocas las empresas de en el mundo que se mantienen en pie y que vienen luchando contra el difícil temporal desatado por el y las distintas restricciones del Gobierno para frenar el contagio. Cerveza Candelaria es una de ellas. Su estrategia de diversificación y su incursión en nuevos canales como el han sido, entre otras, las razones y sus principales armas para mantener su salud financiera ante la crisis económica que enfrenta el país, asegura su director comercial, Pablo de Vinatea.

MIRA: Cervezas artesanales: marcas peruanas en riesgo de desaparecer, ¿qué factores las ponen en jaque?

Sin bares, ni discotecas abiertas, con restaurantes y hoteles operando a medias, el consumo de las cervezas artesanales parece no tener futuro; sin embargo, la nueva normalidad trajo otros canales de venta que le han podido dar oxígeno a la marca y que, incluso, les está permitiendo crecer.

Hemos reemplazado de alguna manera el canal hoteles, restaurantes y cafeterías, que antes representaba el 25% de nuestras ventas, por la plataforma virtual y la respuesta ha sido insospechada”, asevera.

Esta plataforma y el canal ‘retail’ les ha permitido crecer 30% en julio (mes en el que lanzaron la cerveza ‘La Blanquiroja’ a manera de tributo al peruano) y 32% en agosto, y la meta es seguir expandiéndose un 20% mensual en lo que resta del 2020.

MIRA: Ica: el sector agroindustrial y minero sostienen la economía de la región

Nunca hemos vendido tanto como en julio y agosto. En este último logramos romper nuestro récord de venta de los últimos cinco años, tiempo que lleva la marca en el mercado. El 27, 28 y 30 de agosto notamos un pico de compra por el rumor de una ley seca. Estamos cobrando mayor reconocimiento y posicionamiento, pese a la pandemia”, revela.

DIRECTO AL CONSUMIDOR

El ejecutivo destaca que llegar de manera directa al consumidor y su oportuno desarrollo de la presentación en lata (que ya tiene un peso de 60% en sus ventas versus el 40% de la botella) resultó ser la fórmula perfecta para romper con las barreras de precio de las cervezas artesanales y propiciar su mayor accesibilidad.

Antes en el canal hoteles, restaurantes y cafeterías, el consumidor debía pagar entre S/ 15 y S/20 por probar nuestra cerveza, ahora pueden comprar una lata de cerveza a S/ 5.50 (355 ml), esto nos permite ser más competitivos y acercarnos más a las marcas industriales”, explica.

Con esta nueva presentación, la marca también afianza su presencia en el canal moderno (supermercados, tiendas de conveniencia y grifos), ya que del 100% de las ventas de cerveza que se dan en los autoservicios el 75% corresponde a la lata y el 25% restante a las botellas, asegura Pablo de Vinatea.

LANZAMIENTOS

Para setiembre próximo, además, la empresa sumará una nueva variedad: IPA (India Pale Ale) que es una cerveza de tradición inglesa que se caracteriza por tener un sabor más intenso por su alto nivel de alcohol y de lúpulo.

El directivo comenta que la apuesta es que esta nueva línea concentre el 15% de sus ventas, pues consideran que tendrá gran aceptación por la generación millennial, quienes pese a tener un menor ingreso que la generación X es más arriesgada en probar y apostar por nuevas opciones.

En tanto, refiere que las cervezas lager –que en sabor son más parecidas a las industriales- tienen el 40% de sus ventas.

De otro lado, señala que a fin de apoyar al canal horeca (que le tiene una deuda pesada) continúan abasteciéndolo, ya que muchos se han reconvertido en minimarkets, bodegas o están haciendo delivery.

Este punto de venta hoy solo concentra el 10% de las ventas de Cerveza Candelaria; mientras que el 90% restante está distribuido entre el canal moderno (40%); online (30%); distribuidores y provincias (10%) y exportaciones (10%).