La Premier League se suspendió luego de que se confirmara que Mikel Arteta, entrenador del Arsenal, diera positivo a la prueba de coronavirus. (Foto: AFP)
La Premier League se suspendió luego de que se confirmara que Mikel Arteta, entrenador del Arsenal, diera positivo a la prueba de coronavirus. (Foto: AFP)
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

Si el coronavirus obliga a las ligas de fútbol europeas a cancelar el resto de la temporada, las cadenas de televisión podrían exigir más de US$1.000 millones en compensación.

La decisión de suspender los juegos y competiciones internacionales en Inglaterra, España e Italia ha hecho que los asesores legales de los grupos de comunicación analicen los contratos de derechos de transmisión, los cuales son una importante fuente de ingresos para clubes como el Manchester United, el Barcelona y la Juventus.

Sky, de Comcast Corp., DAZN y otras compañías de medios pagan colectivamente más de 6.000 millones de euros (US$6.700 millones) al año para mostrar a los equipos de fútbol más prestigiosos de Europa en acción.

La cancelación del resto del calendario podría exponer a las ligas y clubes a un pasivo muy superior a los 1.000 millones de euros (US$1.120 millones), dijo Richard Broughton, de la consultora de medios Ampere Analysis.

Sin embargo, privarlos de esos ingresos cuando están lidiando con el podría ser un error de relaciones públicas para las emisoras, que siempre han manifestado su compromiso a largo plazo con el juego.

“Es como un castillo de naipes. Si una organización solicita compensación legal, otras también se sentirían obligadas a hacerlo”, dijo Simon Chadwick, director del Centro para la Industria del Deporte Euroasiático.

Los juegos en Inglaterra se suspendieron en una reunión de emergencia el viernes después de que el entrenador del club de fútbol Arsenal, Mikel Arteta, y el jugador del Chelsea, Callum Hudson-Odoi, diesen positivo al virus.

La Liga española ha cancelado los partidos durante dos semanas después de que el Real Madrid dijera que iba a someter a los jugadores a cuarentena. Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, dijo que puede que no sea posible terminar la competición.

La Serie A italiana se ha suspendido hasta al menos el 3 de abril, aunque las autoridades de la liga aún quiere completar la temporada. Sky comparte los derechos de la Serie A con la cadena deportiva DAZN.

¿Y ahora qué?

Sin partidos que ver, los suscriptores de Sky y BT en el Reino Unido podrían preguntarse por qué pagan hasta 40 libras (US$50) al mes.

Un titular de derechos deportivos ya se ha puesto en contacto con una de las cinco grandes ligas nacionales europeas para hablar de una posible compensación, dijo una persona familiarizada con el asunto.

Una compañía de medios podría esperar recuperar alrededor del 25% de su contrato anual si finalmente se cancela una cuarta parte de la temporada actual, dijo otra persona familiarizada con los acuerdos legales de la industria, la cual pidió que no se revelara su identidad ya que se trata de deliberaciones privadas. Dependería en parte de la naturaleza de cada contrato y de si las pólizas de seguro de la compañía se aplican.

La decisión está plagada de riesgos. Los grupos de comunicación no quieren que se les vean castigando a las ligas cuando estas están en apuros, pero la necesidad de recuperar ingresos perdidos aumentará si sus clientes comienzan a cancelar las suscripciones.

Sky y BT Group Plc gastan conjuntamente 1.500 millones de libras al año en derechos de la inglesa solo en el Reino Unido, lo que equivale a casi 170 millones de libras por mes durante la temporada de fútbol, dijo Broughton, de Ampere.

Sky podría reclamar 200 millones de libras de la Premier League si se cancela el resto de los partidos. También tiene importantes contratos en Alemania e Italia. BT paga 390 millones de libras al año por derechos exclusivos de la y la Europa League en el Reino Unido.

Si hay menos partidos, “la voluntad de los consumidores para pagar paquetes deportivos caros disminuiría, y BT y Sky podrían tener que ofrecer suspensiones de suscripción o descuentos a los suscriptores”, dijo Broughton.