¿Qué despierta el apetito de la gigante Bayer por Monsanto?
¿Qué despierta el apetito de la gigante Bayer por Monsanto?

Bloomberg.- Desde que introdujo las semillas en 2002, AG se ha convertido en el tercer mayor vendedor de productos agrícolas. Pero en el último año, el gigante alemán de las sustancias químicas ha visto esa posición amenazada porque un aluvión de adquisiciones barre el sector. ¿La solución de Bayer? Compras que lo lleven al primer puesto.

La compañía confirmó el jueves su interés en adquirir Co., acuerdo que daría a Bayer más de 2.000 variedades de semillas para cultivos como el maíz, la soja y el trigo. Agregar esa cartera a sus propias ofertas de vegetales, arroz, algodón y colza daría a Bayer una posición casi inexpugnable a la cabeza del mercado.

Lo que impulsa cualquier posible acuerdo es la ambición de Bayer de convertirse en líder global de productos farmacéuticos y químicos para las personas, las plantas y los animales. Lograrlo sería una prueba para Werner Baumann, que asumió el cargo recientemente, el 1º de mayo. Aunque las negociaciones se iniciaron con su predecesor Marijn Dekkers, Baumann será responsable de completar la transacción y luego hacer que esta funcione.

Hasta ahora, los inversores no quedaron impresionados. Las acciones de Bayer negociadas en Fráncfort se hundieron el jueves 7,7 por ciento, la mayor proporción en siete años.

“Financieramente, esto es algo forzado”, dijo Markus Manns, que supervisa activos por valor de US$300 millones en Union Investment GmbH, incluidas acciones de Bayer. “Estoy algo escéptico”.

Aunque un convenio con Monsanto pondría a Bayer en el centro de la agricultura global, también la convertiría en blanco del debate por las plantas genéticamente modificadas y la agricultura sostenible. Ambas compañías han sido atacadas por activistas ambientales que objetan sus semillas transgénicas y algunos de sus agroquímicos.

El herbicida Roundup de Monsanto, el más vendido del mundo, ha sido acusado de contribuir a la declinación de las mariposas monarca en Norteamérica. Y un herbicida de Bayer llamado Gaucho es criticado por matar a las abejas productoras de miel y otros polinizadores. El año pasado, Bayer introdujo una nueva oferta llamada Sivanto, que según dice es letal para los pulgones y moscas blancas, pero no para las abejas.

MONSANTO, EL MALO

Un acuerdo entre ambas compañías podría ayudar a reducir críticas, en parte al distanciar la cartera de productos de Monsanto de su nombre, dijo Eric Schiffer, máximo responsable de ReputationManagementConsultants.com, empresa de asesoría de Irvine, California. “Monsanto es visto como el malo”, dijo Schiffer. “Bayer tiene la capacidad de transformar la marca”.

Para absorber a Monsanto, que está evaluada en más de US$44.000 millones, Baumann podría tener que sacrificar lo viejo por lo nuevo. Personas al tanto del tema dicen que la compañía está considerando financiar la adquisición con una venta de su negocio de sanidad animal –una división cuyas raíces se remontan a 1919 con productos que van desde antibióticos para animales de granja hasta collares contra las pulgas para mascotas domésticas.

La compañía de 152 años de antigüedad, que registró las marcas comerciales “heroína” y “aspirina”, no es ajena a los cambios. Bayer fue fundada en 1863 por dos amigos que hacían tinturas a partir de derivados del alquitrán de hulla. En las décadas siguientes, la empresa se expandió a otras sustancias químicas y productos farmacéuticos, introdujo la heroína como remedio contra la tos en 1896 y luego la aspirina, el primer éxito de ventas en el sector farmacéutico, en 1899.

TAGS RELACIONADOS