MacrOpolis es un proyecto de ciudad industrial en Lurin. Graña y Montero le vendió su participación minoritaria a Centenario por US$25 millones.(Foto: Difusión)
MacrOpolis es un proyecto de ciudad industrial en Lurin. Graña y Montero le vendió su participación minoritaria a Centenario por US$25 millones.(Foto: Difusión)

Graa y Montero cerr la segunda venta de su proceso de desinversin de activos no estratgicos. As, la empresa lleg a un acuerdo con su socio en Promotora Inmobiliaria del Sur (Prinsur),Inversiones Centenario, para venderle el 22,5% que tena en la sociedad por US$25 millones. Prinsur desarrolla la ciudad industrial de MacrOpolisen Lurn.

La venta ser ejecutada por la empresa Proyectos Inmobiliarios Consultores, de la cual la subsidiaria de Graa y Montero, Viva GyM, posee el 92,42% del accionariado.

Graa y Montero anunci un proceso de desinversin de activos considerados no estratgicos para afrontar los costos y requerimientos de liquidez que surjan de la terminacin del contrato del Estado Peruano con el consorcio Gasoducto Sur Peruano, ejecutada en enero. Graa y Montero era parte de esta sociedad junto con Odebrecht y Enagas. La terminacin del contrato se debi a que el consorcio no logr acreditar el cierre financiero del proyecto en el plazo establecido.

Graa y Montero suma as ventas por US$75 millones de los US$300 millones anunciados inicialmente. La primera transaccin, anunciada hace tres semana, fue la venta de su participacin en el proyecto inmobiliario y comercial del ex Cuartel San Martn, en Miraflores, a su socio Urbi Propiedades, parte del grupo Intercorp.

La empresa constructora anunci esta nueva venta horas despus de que su accin se desplomara ms de 30% en Lima y Nueva York, impactada por las declaraciones del ex director ejecutivo de Odebrecht Latinvest, Jorge Barata, involucrndola en el pago de sobornos al ex presidente Alejandro Toledo en el marco de la adjudicacin de la concesin de la Interocanica Sur.

Barata dijo ante la fiscala que sus socios en dichoproyecto Graa y Montero, JJC e ICCGSA saban del soborno de US$20 millones que Odebrecht ha admitido haberle pagado al ex mandatario.