Microempresas dicen que les falta el personal idóneo
Microempresas dicen que les falta el personal idóneo

El proyecto de ley denominado podría sufrir modificaciones y sus autores están dispuestos a disminuir las empresas que se podrían beneficiar de la nueva modalidad de pago a Sunat que se quiere implementar.

El congresista Miguel Torres, presidente de la Comisión de Constitución y miembro de la Comisión de Economía, respondió que no estaba cerrado a una reducción del rango de empresas que podría beneficiarse con la medida.

El proyecto de IGV Justo busca que las empresas que reciben el pago por sus productos o servicios de forma diferida, no tengan que pagar el IGV a de inmediato sino cuando reciban efectivamente el dinero o hasta luego de tres meses.

Actualmente, una empresa a la que le pagan a los 90 días, debe pagar el IGV a Sunat el mes en que emitió la factura. Para ello, deben buscar esquemas de financiamiento que resultan costosos o caer en la informalidad.

Cuando fue planteado (por los fujimoristas, en su frustrado intento por alcanzar la presidencia de la República), IGV Justo beneficiaría a las micro y pequeñas empresas y se habló que accederían las empresas que vendieran hasta por 200 UIT anuales (S/790.000). Sin embargo, en el proyecto de ley presentado en el Congreso, se ha planteado que se beneficien hasta quienes venden por 1.700 UIT anuales (6 millones 715 mil soles).

Ante esta crítica, Torres dijo que ellos están utilizando los parámetros que indica la ley de micro y pequeña empresa. Sin embargo, se mostró dispuesto a acotar el rango de los beneficiarios, disminuyendo el límite de ventas anuales que se puede tener para acceder a esta nueva modalidad de pago de IGV.

TAGS RELACIONADOS