Marcela Mendoza Riofrío

La venta de celulares cayó 14% durante el primer trimestre del año y llegó a solo 2,6 millones de unidades importadas, informó Carolina Gutierrez, analista de Dominio Consultores. 

En la categoría  la reducción fue de 13%, mientras que entre los teléfonos convencionales (no inteligentes) la disminución fue un poco más pronunciada (16%).

Este negativo resultado está directamente relacionado con una disminución en el consumo masivo y el ruido político, que tiende a replantearse el gasto en renovación de equipos.

Además coincide con la tendencia global negativa de -1%, que incluso se reflejó en una caída de 8% en China y 14% en Europa. En dichos mercados se encuentra ya un alto nivel de maduración en el consumo. 

En el 2017 el resultado en el país había sido más prudente que años anteriores. Los smartphone no crecieron un 20% como acostumbraban, pero sí fueron la categoría más dinámica - 8 de cada 10 teléfonos son inteligentes - y mantuvieron un ritmo positivo de 4,7% según Dominio Consultores o de 7,4% según IDC. 

Según detalló Gutierrez, solo Nokia y Alcatel reportaron intensas altas  (más del 100%) en ventas en las categoría convencional. El resto de marcas tuvo decrecimientos. 

Entre los smartphone tuvo una pronunciada baja en unidades importadas Huawei (-21%) y LG (-32%), lo que permitió a Samsung consolidar su posición en el primer lugar.