La cercanía a parques, áreas de esparcimiento y centros comerciales ha vuelto a ser revalorizadas por los compradores de viviendas después de la pandemia. Nuevos proyectos cercanos a estas zonas confirman el interés de las inmobiliarias por invertir. (Foto: construnoticias)
La cercanía a parques, áreas de esparcimiento y centros comerciales ha vuelto a ser revalorizadas por los compradores de viviendas después de la pandemia. Nuevos proyectos cercanos a estas zonas confirman el interés de las inmobiliarias por invertir. (Foto: construnoticias)
Élida Vega Córdova

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Vivir en zonas con fácil acceso a áreas de esparcimiento y espacios abiertos como el Campo de Marte, en Jesús María; las Lomas del Paraíso en Villa María del Triunfo; o el Parque El Olivar, en San Isidro, es una de las características que cobrará mayor impulso como parte de la nueva normalidad que trajo consigo el estallido de la .

MIRA: Ventas de departamentos en el segmento ‘top’ no levantan vuelo

Según Antonio Espinosa, gerente general de Inmobiliaria Desarrolladora, debido a que en los últimos meses se han evidenciado notorias modificaciones en los hábitos y necesidades de los peruanos, esos cambios también se han manifestado en las preferencias de los compradores, quienes han empezado a demandar viviendas cercanas a espacios públicos abiertos que les permitan un mayor disfrute de la ciudad.

»

»

»

Por esa razón, el ejecutivo asegura que, pensando en los compradores, son varias las inmobiliarias que “han empezado a desarrollar proyectos en zonas que cuentan con fácil acceso a áreas de esparcimiento, y lo hacen con el fin de aportar a la recuperación de espacios debido a que la pandemia ha generado, precisamente, un incremento importante del uso de espacios públicos”.

Pero nuestra capital, explica, cuenta con pocos espacios recreacionales para ofrecerle a sus más de nueve millones de habitantes. “De acuerdo con la OMS, las ciudades deben ofrecer, como mínimo, entre 9 m² y 11 m² de áreas verdes por habitante y Lima tiene un déficit de alrededor de 55 millones de metros cuadrados”, añade.

ZONAS CON POTENCIAL

En ese sentido, Espinosa considera que algunos lugares como el Campo de Marte (Jesús María), las Lomas del Paraíso (Villa María del Triunfo) y el Parque El Olivar (San Isidro) tienen potencial, a corto y largo plazo, para sumar más viviendas a su inventario actual.

MIRA: ¿Dónde presentar un reclamo sobre la compra de una vivienda?

Refiere que para aprovechar ese potencial, en enero lanzarán su proyecto Salaverry 571, que ofertará 400 departamentos de entre 50 m² y 70 m². El inicio de su construcción está programado para julio o agosto del 2021, mientras que su entrega será 20 meses después, es decir, en el primer semestre del 2023.

En el caso del Campo de Marte, asegura que aunque en plena avenida Salaverry podrían escasear los terrenos para nuevos proyectos, en los alrededores sí se podrían sumar nuevas propuestas, sobre todo en calles como Cuba, Mariátegui, Talara, Garzón o Nazca, en donde hay mucha oferta de vivienda nueva.

Al igual que Desarrolladora con su proyecto Salaverry 571, Abril Grupo Inmobiliario también ha decidido apostar por proyectos cercanos al Campo de Marte y lo está haciendo con su edificio Cerezo, en la cuadra dos de la avenida Cuba.
Al igual que Desarrolladora con su proyecto Salaverry 571, Abril Grupo Inmobiliario también ha decidido apostar por proyectos cercanos al Campo de Marte y lo está haciendo con su edificio Cerezo, en la cuadra dos de la avenida Cuba.

Así, podemos ubicar a de Senda Inmobiliaria, que en la cuadra 9 de Cuba oferta su proyecto Side, mientras que Abril Grupo Inmobiliario y San Charbel hacen lo propio en la misma avenida con sus proyectos Cerezo (cuadra dos) y Join (cuadra 11), respectivamente.

En tanto que en la cuadra cinco de Mariátegui, Activa Inmobiliaria oferta su edificio de 16 pisos Re-[evolución] y Mahpsa Corporación Inmobiliaria promociona su Residencial Eugenio Garzón.

En el caso de Lomas del Paraíso, en Villa María del Triunfo, el gerente general de Desarrolladora afirma que de contar con mejores vías y servicios, esta zona podría ser más atractiva para las empresas inmobiliarias, que “continuarán apostando por proyectos que cumplan con dar acceso a espacios de recreación, pues estos serán apreciados y garantizarán su valor en el tiempo”.

Tal y como sucede con El Olivar, en San Isidro, en donde su inmobiliaria ya ha avanzado con el 40% de la construcción de un proyecto con el mismo nombre. Y, Edifica también lo hace con su proyecto Plaza 27.

RESULTADOS 2020

Sobre los resultados que proyecta alcanzar su firma hacia finales de este año, Antonio Espinosa adelanta que terminarán creciendo 10% en facturación, en comparación con los resultados que obtuvieron en el 2019, pero debido a que han adquirido terrenos para el lanzamiento de nuevos proyectos, para el 2021 estiman una expansión de 15%.

“La pandemia ha sido el año de mayor inversión inmobiliaria para nosotros. Hemos invertido alrededor de US$40 millones en la compra de terrenos, y antes no pasábamos de los US$20 millones”, afirma.