para la primera mitad del 2021 sumarían un módulo más en Mall del Sur, en el cual prevén invertir alrededor de US$ 120.000.
para la primera mitad del 2021 sumarían un módulo más en Mall del Sur, en el cual prevén invertir alrededor de US$ 120.000.
Leslie Salas Oblitas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Men´s Fashion Box (MFB) dejó los pañuelos de bolsillo, los calcetines y la corbata, pero no el brazalete de cuero (accesorios que venían en una clásica caja de regalo y que dio origen a la marca) para apostar de lleno por la bisutería masculina sobre la base del acero y el bronce, entre otros materiales.

MIRA: Santander adquiere el 55% del portal online Neoauto

Cinco años después de su creación, la marca evolucionó y ahora cuenta con una amplia variedad de anillos, aretes, brazaletes, collares, gafas de sol y relojes, detalla su gerente comercial, Remy Obando, quien confiesa haber encontrado un nicho que no se ha amilanado ante la crisis.

“Cuando empezó la pandemia, al no ser una marca de productos de primera necesidad, pensamos que el negocio se frenaría, pero al pasar las primeras semanas ocurrió todo lo contrario. Si bien teníamos cerradas las tiendas físicas, la venta migró a nuestra tienda virtual que ya operaba hace tres años”, afirma.

Detalla que, de despachar cinco u ocho pedidos como máximo al día, tuvieron picos de hasta 30 pedidos al día en plena cuarentena. Muchos clientes eran recurrentes.

Destaca que la misma respuesta positiva tuvo la firma al reabrir su tienda en Miraflores y su módulo en Mall Plaza Norte, por lo que decidieron apostar por abrir un módulo más en Real Plaza Salaverry para aprovechar la campaña navideña.

Revela, incluso, que para la primera mitad del 2021 sumarían un módulo más en Mall del Sur, en el cual prevén invertir alrededor de US$ 120.000.

PROYECCIONES

En cuanto a sus ingresos, MFB apunta a crecer 20% en el consolidado del 2020, alcanzando el millón de soles, muy lejos de los S/ 100.000 registrados en su primer año de operaciones, recuerda Obando.

Además, adelanta que están trabajando para dejar de usar el bronce e incursionar en el 2021 en la joyería de plata y posteriormente en oro.

Asimismo, apuntan a experimentar con otras materias primas como el acrílico para llegar a un público más joven (teenagers) y con precios más competitivos. “En diciembre esperamos tener la producción y lanzarla en enero. Esto también dará pie a nuestra incursión de manera más amplia a una moda más unisex”, revela.

Comenta que el diseño se hace localmente y el desarrollo en sí con un proveedor de China, ya que en el mercado peruano no existen las máquinas necesarias para la elaboración de bisutería de acero.

Hoy la cobertura de la marca, a través de su e-commerce, es a nivel nacional, pero esperan retomar algunas propuestas que quedaron en stand by por el COVID-19 e incursionar en provincias (Arequipa o Trujillo) para el 2022.