¿Podrá Bayer hacer exitosa su fusión con Monsanto?
¿Podrá Bayer hacer exitosa su fusión con Monsanto?

(Bloomberg). Después de meses de negociaciones, AG finalmente llevó a cabo la mayor adquisición foránea en la historia de la empresas en Alemania, con la adquisición por US$66.000 millones de Monsanto Co. Su trabajo ahora consistirá en lograr una combinación exitosa.

La fusión de Bayer y prosigue a otros acuerdos agroquímicos como el de Dow Chemical Co. con DuPont, y el de ChemChina con Syngenta AG. La finalización de la fusión dejaría a las tres compañías con más del 75% del mercado global, según datos compilados por Bloomberg -un nivel de concentración que seguro enciende las alarmas de los reguladores. La combinación también se enfrenta a un rechazo público en Alemania debido a preocupaciones alrededor de las semillas genéticamente modificadas y el herbicida de Monsanto -ambos odiados en el país de origen de Bayer.

Como muestra de cuán prolongada será la revisión regulatoria del nuevo gigante de semillas y agroquímicos, las compañías dijeron que buscará aprobación en 30 jurisdicciones alrededor del mundo -incluyendo Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y Brasil- y que no espera completar el trato antes de que termine 2017. Las acciones de Monsanto cerraron 20 por ciento debajo del precio de oferta el miércoles debido a preocupaciones por parte de los inversionistas de que el acuerdo no tenga éxito.

Las compañías alemanas tienen una historia de altibajos con las mega adquisiciones en el extranjero, incluida la desafortunada compra de Chrysler por Daimler AG en 1998 por US$43.000 millones -un buen ejemplo de operación fallida en el extranjero. Otro recordatorio del tipo de dificultades que enfrentan estos acuerdos llegó esta semana, cuando las pláticas de fusión entre Linde AG con su rival estadounidense Praxair Ltd. fracasaron en medio de discusiones sobre el papel que tendría la base en Múnich de la compañía alemana tras una combinación.

Aun así, las compañías medianas en el país han seguido avanzando con adquisiciones foráneas que obtienen menos atención. ZF Friedrichshafen AG lo ha hecho muy bien con la compra por US$12.900 millones del proveedor de partes estadounidense TRW Automotive Holdings Corp. el año pasado, y está a la caza de nuevos objetivos. ZF está actualmente ofertando por la compra de la empresa sueca, Haldex AB.

Y Bayer se ha mostrado como uno de los compradores más activos entre las compañías alemanas. Adicional a la desafiante oferta de Monsanto, ganó una feroz licitación para comprar a su rival Schering AG, creando la farmacéutica más grande del país en 2006, y la unidad de consumo de Merck & Co. en 2014.

TAGS RELACIONADOS