Bloomberg Business.- Probablemente usted quiera tener un porque: puede usarlo para hacer cosas prácticas como abrir puertas, pagar el café y poner en marcha autos. No lo comprará probablemente hasta dentro de unos cinco años, más o menos, porque: todavía no existen muchas de esas puertas, tiendas ni autos con los que funcionará su reloj inteligente.

En la exposición de electrónica IFA en Berlín esta semana, Co., y presentaron relojes actualizados con características mejoradas como pagar con un toque y la posibilidad de interactuar con otros dispositivos que van desde el teléfono celular hasta el termostato de la camioneta.

Sigue a Portafolio también en 

El obstáculo es que pasarán varios años antes de que haya suficientes sensores en las casas, las empresas y los vehículos que justifiquen la molestia de amarrarse a un reloj inteligente.

“Para que los relojes sean más populares y masivos, deben ofrecer una serie de capacidades que los hagan relevantes”, dijo Andy Griffiths, responsable de la división Reino Unido e Irlanda de Samsung. “Nuestro plazo previsto es más allá de 2020”.

Las empresas como Samsung, Corp. y Philips NV están abocadas a crear el ecosistema, lanzando equipos de sensores para el hogar que controlan los termostatos, las luces y los electrodomésticos desde un teléfono inteligente, y promueven el despliegue de sistemas de pago móvil.

Los escollos son formidables. En IFA, Intel hizo una demostración con placas de carga inalámbricas que se pueden sujetar debajo de escritorios o mesas para cargar dispositivos, pero dijo que el sistema no estará disponible hasta fines del año próximo, como mínimo.

“Tenemos que inventar todo desde cero”, dijo en una presentación anunciando la iniciativa Kirk Skaugen, vicepresidente primero de Client Computing Group de Intel.  Por su parte, nuevos fabricantes de relojes están llenando el mercado.

Gartner Inc. estima que este año se venderán alrededor de 40 millones de estos dispositivos. Si bien las compañías de tecnología venderán 40 veces más teléfonos móviles que relojes este año, las ventas de relojes inteligentes verán un incremento de ocho veces, dice Gartner.

Se prevé que el reloj inteligente de , que salió a la venta en abril, representará aproximadamente la mitad de las ventas en 2015, dijo Annette Zimmermann, analista de Gartner. También habrá una “avalancha de proveedores chinos” vendiendo relojes inteligentes de menor nivel por apenas US$30, en su mayor parte en China, lo cual representará una cuota creciente de mercado.

“La pregunta siempre es: ‘¿Cuán rápido cambiará la gente?’” dijo Zimmermann. “Parece algo cómodo. Si usted sale a correr con su Apple Watch, no tiene que llevar el teléfono y a la vuelta hasta puede pasar por Starbucks y comprar algo sin su billetera ni su teléfono. Pero requiere un cambio de comportamiento”.

TAGS RELACIONADOS