El sector hotelero factura US$2.500 millones al año. De este monto, hasta el 60% de empresas cobra recargo por propinas. (Foto: El Comercio)
El sector hotelero factura US$2.500 millones al año. De este monto, hasta el 60% de empresas cobra recargo por propinas. (Foto: El Comercio)
Lucero Chávez Quispe

Desde hace unos años, las plataformas online de servicios de viaje han cobrado relevancia en el mercado del Perú. De hecho, cerca del 60% de las ventas de cuartos en hoteles independientes se realizan mediante estos portales, según datos de la Cámara Nacional de Turismo de Perú ().

► ► 

Entre ellas, está el metabuscador de viajes y reservas de alojamiento holandés . Esta sería la mayor competidora del mercado, con una participación de 40% de total de las reservas digitales, apunta el gremio. 

En este contexto, desde el 1 de setiembre, modificó sus políticas tarifarias para los hoteles en el Perú. Con ello, las comisiones que le cobran a los hospedajes tendrán en cuenta no solo el servicio hotelero, sino también las propinas de los trabajadores.  

¿MENORES PROPINAS?

De acuerdo a la vigente desde 1992, los establecimiento de hospedaje o restaurantes —en acuerdo con sus trabajadores—, pueden fijar un recargo al consumo no mayor al 13% del valor de los servicios que prestan por el concepto de propinas. Cabe destacar que esta medida no es obligatoria y solo se aplica si existe un acuerdo entre el hotel y el trabajador. 

"Bajo las cuentas nacionales, el sector hotelero factura US$2.500 millones al año. De estos, entre el 50% y 60% de los hoteles en el Perú está bajo este recargo [por propinas]", explicó Carlos Canales, presidente de Canatur, a este Diario.

En tal sentido, los establecimientos que sí tienen el acuerdo y le cobran a los clientes las propinas (que en promedio es el 10% del servicio), manejan el dinero recaudado mediante un fondo común de uso exclusivo de los trabajadores. Es decir, si el alquiler de una habitación cuesta US$100 la noche, en la factura final se agregará un recargo de US$10 por propinas; con un total de US$110.  

Este dinero de propinas se reparte bajo porcentajes determinados por el establecimiento en función a los cargos (mesero, cocinero, etc.). Por ello, este monto recaudado no está afecto al IGV ni tiene carácter remunerativo (no se considera en la CTS o aporte a Essalud). No le pertenece a la empresa.  

Todavía no se ha cuantificar el perjuicio económico que va a tener sobre las empresas y trabajadores del sector, indicó Canatur. (Foto:  Facebook Pumarinri Amazon Lodge)
Todavía no se ha cuantificar el perjuicio económico que va a tener sobre las empresas y trabajadores del sector, indicó Canatur. (Foto: Facebook Pumarinri Amazon Lodge)

Bajo este contexto, con la medida de Booking de 'comisionar' también el fondo de propinas de los empleados, se estaría cometiendo un "acto ilícito" al "tomar un dinero que no le corresponde", advirtió Canales.

Añadió que con este fondo de propinas creado para mejorar los sueldos de los trabajadores del sector, los empleados pueden hasta triplicar su sueldo.

IMPACTO EN EL SECTOR
El gremio de turismo todavía no tiene un estimado del perjuicio económico que significa esta nueva política de comisiones de Booking para los hoteles, cuya base imponible de comisiones se expandió desde este mes. En esa línea, todavía no existe un consenso respecto a si la medida de la plataforma perjudicará a los trabajadores o a los usuarios finales.

Consultado sobre el tema, Germán Lora, socio de Payet, Cauvi, Pérez Abogados, indicó a El Comercio que si bien alterar el dinero correspondiente al recargo al consumo (propinas) es ilegal, el nuevo cobro que Booking está considerando en sus comisiones podría ser válido, pues no existe ninguna prohibición legal.

"Es un tema contractual. No le estoy reduciendo el monto del pozo, sino que se está generando un impuesto o comisión sobre el pozo. Es un tema que van a tener que resolver contractualmente con la [otra] parte", agregó.

En tal sentido, lo que sí se generará, añade, es un aumento de precios a los clientes, pues los hoteles serán quienes asuman este sobrecargo.

"Lo que va a pasar es que se va a encarecer el servicio. No importa quién pague el beneficio o la comisión. Siempre se perjudica, —lamentablemente cuando hay este tipo de costos— al cliente", añadió.  

De otro lado, Fredy Gamarra, gerente general de la Asociación Peruana de Hoteles, Restaurantes y Afines (Ahora Perú) descartó que esta medida impacte en las tarifas de los hoteles. Mas sí recalcó que se traducirá en "menos ingresos para los trabajadores".

"También afectará a las empresas. El efecto va a ser de descontento, pues [los trabajadores] van a tener que compensar de una forma su ingreso", indicó.

MEDIDA LEGAL
Los establecimientos afiliados a los gremios Asociación Peruana de Hoteles, Restaurantes y Afines (Ahora Perú), la Sociedad de Hoteles de Perú  y asociados directos a Canatur han solicitado reiteradas comunicaciones con Booking.com sobre el tema, sin respuesta alguna.

"Booking.com no responde a absolutamente nada. Primero, todas las empresas, que son cerca de mil hoteles, han reclamado este tema a nivel nacional; de las firmas más significativas han sido cerca 100 hoteles. Luego han venido a través de los gremios, y no han obtenido respuesta. [Tampoco] en Canatur", comentó.

Este jueves, 60 empresas hoteleras se reunirán para tomar acciones inmediatas "para evitar que se vaya a consumar [las medidas de] Booking". Canales resaltó que este 1 de octubre se estarían iniciando medidas legales contra la firma holandesa